Con singular alegría

Profesionalización gubernamental

México es un País que no aguanta más, no solo el rezago social que en el impera, sino el rezago en todas las materias que le aquejan, desde luego la función administrativa no se escapa.

El plan nacional de desarrollo, instrumento rector de la planeación del desarrollo económico y político del país, fue creado con una visión para los próximos 30 años.

La administración pública se está construyendo, día a día se le practican mejoras e innovaciones, pero debemos destacar la premisa básica de este plan diseñado para este periodo sexenal: "el desarrollo humano sustentable"

Probablemente hacia 2030 las cosas hayan cambiado y México sea más competitivo, con un crecimiento gradual, pero ahora mismo no ocurre y con esto debemos de lidiar.

Debemos ofrecer soluciones a la población, siempre con una cultura de respeto a la biodiversidad y medio ambiente, si es que al desarrollo sustentable en verdad aspiramos.

El concepto "Igualdad de oportunidades" no llegó. Este es un país en extremo desigual, donde la distribución de la riqueza ha generado que los ricos sean cada vez más ricos generando de por sí la ancestral clase política predominante y donde los pobres son cada vez más pobres.

Sin embargo, es imposible resolver el gran rezago social que tiene este México y debemos construir el futuro desde la creación de escenarios, con prospectiva, es decir, desde el futuro y a más tardar construir el futuro desde el presente, así nos lo indica el Profesor del INAP Edgar Jiménez Cabrera.

Es hoy todavía necesario incrementar la efectividad de sus instituciones, planificar la actividad institucional con enfoque a resultados y fortalecer el desarrollo de los recursos humanos en la Administración Pública Federal con base en la profesionalización gubernamental.

El servicio civil de carrera en México, existe, como el Servicio Exterior, que desde 1937 cuenta con amplio prestigio. Lo mismo el Poder Judicial donde se vislumbra en la cadena de mando una serie de peldaños a escalar, por ejemplo: meritorio, escribiente, técnico judicial, secretario de acuerdos, proyectista, Juez, Magistrado, y Magistrado Presidente del Tribunal, o bien Juez de Distrito, de Circuito hasta Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Otros han incursionado en el tema de la profesionalización gubernamental como el INEGI y la CONAGUA, el IFE, PGR, la SEP con su carrera Magisterial y la Procuraduría Agraria que por su trabajo técnico requieren en todo momento la continua capacitación de sus colaboradores.

Por esto es importante entender que son dos conceptos muy diferentes el servicio civil de carrera y la profesionalización de los servidores públicos. La primera establece una posibilidad de ascenso en un sistema escalafonario que no está bien definida y la segunda refiere a la capacitación técnica que los servidores públicos tendrán que alcanzar para poder aspirar a la primera; van de la mano, sin entrenamiento, no habrá mejora, sin mejora no habrá la posibilidad de generar nuevos espacios, y para un servidor público, necesariamente un nuevo espacio, tendrá que ser, en la cadena de mando, alcanzar el nivel superior inmediato.