Sobre héroes y hazañas

El "Piojo" hace la tarea

Con ánimo de dar alas a la polémica y de incordiar a los enemigos del Piojo Miguel Herrera debo decir que, en principio, el estratega del América está haciendo bien la tarea. No sé si leyó mi artículo “La selección imposible”, publicado en septiembre, donde afirmé que sólo de manera excepcional deberíamos invitar a los “héroes” europeos. Escribí a la letra: “Yo creo que se debe convocar sólo de manera excepcional a “héroes” que juegan en otros países. ¿Por qué? En la mayoría de los casos no quieren venir (Carlos Vela, por ejemplo) o se rehúsan a meter la pierna a fondo porque están pensando en jugosos contratos multimillonarios. Además de la bronca de la adaptación al vapor en la oncena representativa”. No sé si Herrera leyó mi artículo, pero llegó a una conclusión similar al convocar a sólo adalides de la Liga MX. En otro lugar del artículo dije: “Ante la inmediatez quemante de la prisa (en octubre se cocerá el arroz) urge formar un equipo con base en América, Morelia, Cruz Azul (sin olvidar a protagonistas de equipos norteños o alguna excepción que confirme la regla) y llamar sólo a dos o tres tigres de selvas exóticas. Así tendríamos un equipo sólido, competitivo, humilde y, sobre todo, mundialista”. El arroz, como sabemos, se cocerá en noviembre y el cierre será en Nueva Zelanda. Herrera ha convocado a diez americanistas (me parece un lamentable exceso), hombres de Cruz Azul, León, Tigres, Monterrey, Santos, entre otros. Tras el amistoso contra Finlandia el 30 de octubre vendrán los dos partidos más importantes de la selección mexicana de la década en curso: el primero en el Azteca y el cierre en la “tierra de la gran nube blanca”. Es deseable que Herrera recapacite y convoque a un par de talentosos jugadores que plantan cara en el viejo continente y es deseable, asimismo, que deje fuera a varios bultos del América. Así México será, como dije, un equipo sólido, competitivo, ¿humilde? Y… ¡mundialista!