Sobre héroes y hazañas

Los poetas juegan futbol en Perú

Volvía a Perú  tras casi 25 años. Recuerdo que en aquella mi primera visita Vargas Llosa contendía contra Fujimori y contra Barramtes (desaparecido en el 2000). Recuerdo, asimismo, la fiesta en el Malecón, donde Mario cantó tangos junto a su mujer, muy inspirado. Y nos dijo enfático “Ah, los garcilasistas”. Fuimos ganadores de un concurso  acerca del gran cronista Garcilaso el Inca de la Vega. ¡Cuánto tiempo! Regresé a Lima y descubrí que conserva la magnífica cruzada gastronómica de aquel tiempo: el chupe de camarón, los tiraditos y el pescado a lo macho. Y el infaltable pisco en sus varias modalidades: silver, sour, catedral, quebrado. En Lima la inminencia de la lluvia es constante. Comimos en la Rosa náutica (frente al mar, y aquí recuerdo la hermosa frase de mi amigo Alejandro González Acosta: “Gilbert: nadie es inocente frente al mar”. Lima, hogaño, se zarandea por el asesinato de la cantante as del grupo musical Corazón serrano: Edita Guerrero. En el espectro temporal que yo crucé pude ver la foto del esposo de Edita al ingresar a la cárcel: Paul Olórtiga. La conjetura del uxoricidio se fue acentuando y, al final, parece ser que todo indica que Paul golpeó de manera brutal a su pareja provocándole múltiples contusiones. Corazón serrano está formado por cinco guapas chicas y tres o cuatro músicos varones: son de Piura y tienen lazos sanguíneos, pero el carisma y la gracia de Edita eran impares. Aquí me detengo. Una aljaba de sorpresas fui descubriendo en la ciudad de los intis, más ninguna como la siguiente. De pronto, en un  periódico casual, leí lo  siguiente: “Poetas deben recitar hoy frente a Millonarios de Colombia”. Sé de la existencia de los Millonarios, pero me llamó poderosamente la atención el apodo de “Poetas” referido a un equipo de futbol que planta cara en la Copa Libertadores. Entonces, alelado, seguí leyendo: “Hoy los poetas tienen la misión de avanzar a la segunda ronda en la Copa más importante de América Latina. Los poetas de la Universidad César Vallejo, con sede en Trujillo van a fraguar sus mejores versos”.Durante varios años he fungido como hacedor de puentes, digamos con una voz castiza que he procurado ser pontonero, esto es, hacedor de pontones o puentes entre la cultura y el deporte. La sorpresa mayúscula es descubrir que hay un equipo de futbol adscrito a la Universidad que lleva el nombre del autor de Trilce, y que su mote es el de Poetas. Es como si, en esta orilla, del continente, escucháramos que se enfrentan los ensayistas de la Universidad Octavio Paz contra el Santos Laguna o contra el equipo que usted quiera. Y, en efecto, los Poetas avanzaron. ¡Salute per tutti! ¡Con pisco! 


gilpradogalan@gmail.com