Sobre héroes y hazañas

Teófilo Cubillas, feliz cumpleaños

¿Se acuerdan de la tragedia sufrida por el club Alianza Lima en 1987? El avión se desplomó en el mar y todos los pasajeros, salvo el piloto –ironía de la vida- fallecieron. El accidente conmovió al mundo deportivo y en múltiples estadios se guardaron minutos de silencio y varios jugadores calzaron crespones o insignias como señal de luto. El avión cayó en el mar a escasos kilómetros del aeropuerto Jorge Chávez a la altura de la ciudad Ventanilla. 43 personas murieron en esa mayúscula desgracia y quiso el destino o el azar providente que el defensa Juan Reynoso, quien después habría de ser campeón con el Cruz Azul mexicano, se salvara al ahorrarse el viaje víctima de una severa lesión.
 En el Alianza Lima han jugado rutilantes astros, pero ninguno como Teófilo Cubillas, el imaginista  -como suelen decir en Italia- del medio campo participó en tres mundiales y en dos de ellos (México 70 y Argentina 78) convirtió cinco goles. Cubillas fue nombrado, por el mismísimo O rey Pelé como sucesor del más grande de todos los tiempos. Después del campeonato conseguido en 1970 le preguntaron a Pelé si jugaría la siguiente justa mundialista y el rey dijo: “No se preocupen, ya tengo sucesor, y es Teófilo Cubillas”. Y es que Cubillas, atento a todos los instrumentos de la orquesta, sabía todos los trucos de la chistera futbolística: el trazo preciso, el regate, el disparo potente y atinado y, sobre todo, una imaginación desbordante y perspicaz: la picardía de un verdadero mago. El más grande jugador peruano del siglo XX y considerado como uno de los 50 mejores jugadores del siglo XX, en un gesto de admirable solidaridad volvió a jugar con el Alianza Lima a raíz de la tragedia ocurrida en el crepúsculo de 1987, e hizo subcampeón a su amado equipo. El ocho de marzo el Nene Teófilo Cubillas cumplió 64 años. Se trata del mejor goleador mediocampista en la historia de los mundiales, por encima de Maradona, Zico, Cruyf, Zidane o Platini. Van estas palabras como un breve homenaje al gran Teófilo Cubillas, un ejemplar deportista y un generoso y solidario ser humano. Feliz cumple, Teófilo.


gilpradogalan@gmail.com