Sobre héroes y hazañas

Steve Carlton: el rey del slider

Recuerdo con gratitud la Serie Mundial de 1980. Los Reales de Kansas enfrentaban a los Filis de Filadelfia. Poder contra poder: George Brett contra Mike Shmidt: dos de los más grandes terceras bases de todos los tiempos, Tug McGraw frente a Don Quisenberry, enormes relevistas, pero los Filis tenían al maravilloso zurdo Steve Carlton. Un hombre que hacía extraños gestos con el rostro a la hora de enfrentar a los carabineros. Ostentaba el número 32 en la espalda y poseía un carácter huraño, casi misantrópico. Rehusó conceder entrevistas a los reporteros quienes, irónicos, comentaron: “los dos mejores lanzadores zurdos del beisbol de las grandes ligas no hablan inglés: Fernando Valenzuela y Steve Carlton”. Aunque su carrera comprendió más de veinte años (1965-1988) Carlton hizo historia con los Filis. Algo increíble: en 1972 ganó 27 de las 59 victorias de su equipo (casi el 46%), conquistó la triple corona (líder en juegos ganados, ponches y carreras limpias) y fue el quinto pícher en la historia en ganar más de veinte juegos para un cuadro colero y, además, fue su primer premio Cy Young. Con el tiempo llegaría a ganar cuatro. En 1977 Steve Carlton tenía más afinada que nunca su poderosa arma: el slider (deslizamiento) en doble modalidad: sujeta la pelota con los dedos índice y medio y como contraparte el pulgar o sólo con los dedos índice y pulgar: veneno puro para los bateadores derechos. Como sabemos, el slider es una recta que rompe hacia afuera cuando está cerca del home, esto es, cuando el bateador se dispone a conectar la pelota. Para ejecutar el slider la mano se gira sólo un cuarto de vuelta hacia la derecha (como si se fuera a martillar) y se aceleran antebrazo y muñeca con un movimiento similar al del karate, con la palma hacia adentro. Y sus efectos en la zona baja de strike son terribles. A esta arma letal sumaba su increíble bola rápida: claves del éxito de quien ganaría 20 o más juegos seis veces. En 1980 lideró la liga en chocolates y en innings lanzados. Ganó 23 y perdió sólo 11 y se agenció su cuarto Cy Young. El increíble lanzador Steve Carlton.Como dijimos aquel año de 1980 Carlton llevó a los Filis a la Serie Mundial. El equipo era un trabuco: Greg el Toro Luzinsky, Bob Boone, Pete Rose, Mike Shmidt, Tug McGraw, entre otros. Carlton venció a los Reales en esa Serie en el segundo y en el sexto y decisivo juegos. Campeón del mundo con los Filis, con un equipo que surgió de las cenizas, sobre todo si comparamos el inicio de Carlton con Filadelfia en 1972 y la coronación de 1980. Por cierto, en esta serie ocurrió la insólita atrapada del primera base Pete Rose ante la pifia del receptor Bob Boone: con un out en la apertura del noveno inning, las bases llenas y Tug McGraw como relevista, Frank White bateó un elevado de foul cerca de la primera base. Boone pidió que le dejaran atrapar la pelota mas ésta fue escupida de manera inexplicable por su manopla. Abajo, con mano providente, Pete Rose hizo la memorable atrapada. Evocación del gran serpentinero Steve Carlton. 


gilpradogalan@gmail.com