Sobre héroes y hazañas

Pedro Salinas: elogio de la confianza

El escritor Pedro Salinas, miembro preclaro de la generación del 27, nació en Madrid el 27 de noviembre de 1891 y falleció en Boston en la culminación de un exilio provocado por la Guerra Civil Española.

El mérito de Pedro Salinas es múltiple: preceptor de Luis Cernuda, vindicador de Valle-Inclán como perteneciente a la generación del 98, traductor de tres volúmenes de la monumental En busca del tiempo perdido de Marcel Proust y, sobre todo, autor de varios poemarios diáfanos, ingeniosos e intensos: Presagio, el oximorónico Seguro azar, un libro que entraña un calambur o juego de palabras delicioso: La voz a ti debida/La voz a ti dé vida.

Hay una frase y un poema de Pedro Salinas que prefiero: “Lo que dices me distrae de lo que eres”. Y esta estrofa del poema Confianza con ecos de Gustavo Adolfo Bécquer: 

Mientras haya

alguna venta abierta

ojos que vuelven del sueño

otra mañana que empieza 


Recomiendo íntegra la poesía de Pedro Salinas quien, como dije, nació en Madrid el 27 de noviembre de 1891. 



gilpradogalan@gmail.com