Sobre héroes y hazañas

Lev Yashin: La araña Negra, el mejor arquero del mundo I

Más allá de la comparación inmediata con el arácnido y gracias a la existencia del puente semántico común significado por la red, Lev Yashin, la Araña Negra, el mejor arquero del mundo, era una muralla elástica, un muro flexible que volaba de un lado a otro de la portería y que, como se ha dicho hasta el cansancio, todo lo hacía muy bien: reflejos, salidas, paradones, achiques, colocación, despejes y, sobre todo, poseía un liderazgo y una personalidad subyugantes. La araña negra jugó siempre con el Dínamo de Moscú: ganó cinco ligas soviéticas y tres copas con ese equipo. Sus números son impresionantes: de 326 partidos 270 con la portería en cero y atajó 150 penales. Se dice que paró el 70 por ciento de los penales que enfrentó.Lev Yashin, sin embargo, tendría contrastantes actuaciones en las Copas del Mundo: en Suecia tuvo una extraordinaria participación sólo quebrantada en cuartos de final por la genialidad del brasileño Vavá. En la Copa de Chile (1962) Yashin erró varias veces: aceptó el único gol olímpico en la historia de los mundiales (el segundo de una Colombia que terminaría empatándole a Rusia a cuatro: lo anotó Marcos Coll), y falló después en la semifinal contra Chile. Allí el mortero de la U de Chile, el zurdo Leonel Sánchez, batió a Yashin con potente disparo: era el uno cero que abriría la puerta del triunfo a Chile en Arica, un partido inolvidable donde Yashin defraudó la expectativa y se fue derrotado a casa. Leonel recuerda que ese tiro libre iba a ser cobrado por Jorge Toro y que entonces le dijo: “déjamelo Chino, me tengo mucha fe”. El uno a uno fue obra de Igor Chislenko. Y el 2 a 1 lo convirtió Eladio Rojas con tiro fuerte y raso que se comió La Araña. En las semifinales de 1966 Lev Yashin, de manera increíble, volvió a fallar: el alemán Helmut Haller convirtió el gol y Rusia quedó fuera de la posibilidad de disputar su primera gran final mundialista y la Araña Negra se fue a casa a continuar bebiendo: se dice que tomaba un par de vodkas antes de cada partido.  



gilpradogalan@gmail.com