Sobre héroes y hazañas

Humberto Gómez e Ignacio Sánchez Montes: dos finos palindromistas

Palindromista de fino oído y de linaje irónico, humorístico es Humberto Gómez. Trota y cabalga. Hila fino lacónicas frases aforísticas y batalla infatigable textos largos con dignidad semántica, con cordura significativa. Aquí aporto un solo ejemplo: “Oí, raro homenaje daré así…”. Su audacia cachonda y juguetona radica en la insinuación o sugerencia, tal como ocurre en el palíndromo que remata esta década. Leamos al ingenioso y agudo Humberto Gómez:
A bala, Rosa la sor, alabaAbusona, ya se baña Catalina; ya ni la tacaña besa. Ya no subaLa musa ni frenó para poner fin a su malOí, maten al planeta míoOí, raro homenaje daré así: Verne, yo o Julio, allí tapar boca. Ya viajó hacia la Luna y a la Tierra mala recorrió. Océano lo dominó –oí- por abajo, la mar. –Reí, taló jabones y seno, bajo la tierra. Malo -¡ja!- bar, opio o (ni modo) lona. Eco oír, roce rala mar. –Reí, tala y anula laica hoja. IVA ya cobra. Patilla oí, lujo oyen; revisa Era; deja Nemo horario. Oído, sí pelé el episodioOral, cielo lo leí claroRoma usaba de loca; Paco le daba su amorSaca la coca; sacó calacasSaira, ¿mamarías?
Ignacio Sánchez MontesAl gusto por la magia de los palíndromos tendríamos que sumar, entre las aficiones de Ignacio Sánchez Montes, su vena/veta plástica, su pasión por el dibujo y su amor por las curiosidades literarias con énfasis puesto en la palabra poética. Su pasión por las frases que se leen en dos sentidos no se reduce sólo a la creación, Sánchez Montes promueve de manera infatigable el “arte de servilletas” como sabiamente le apodó Jaime Muñoz Vargas. El es el primer representante mexicano del Club Internacional de Palindromistas con sede en Barcelona. En la almendra de sus creaciones verbales sobresale una centelleante chispa de humor, una espontánea complicidad con quien empren de la lectura. Sánchez Montes es bibliófilo, pintor y escultor autodidacto. Venga la magia:
¿Adán ya mama de la teta? Le da mamá y nadaA esa amada dama aseaAl amo torero: ¿gana la tacita Nati, catalán agorero? ¡Tómala!Al rayo paró Pepe por apoyarlaArado negro Jorge no daráElena Garro: con zapateo para poeta paz, no corra: gánele¿Evelia, cómo caí? LeveLo como con ají, ¿hay o no? Ya, hija, no como col¡Sal, rata!...me sonará Sara, no sé matarlasSi no da arroz a la raza canina, cazará la zorra Adonis 


gilpradogalan@gmail.com