Sobre héroes y hazañas

Especies en extinción La sinceridad granítica

El libro de Juan Cruz (Tenerife, 1948) Especies en extinción (Tusquets, 2013) es un animado e intenso compendio de semblanzas, estampas, entrevistas, reminiscencias, evocaciones y, sobre todo, es una vena de sinceridad que recorre desde el primer asedio o acercamiento la problemática del periodismo y del mundo de la edición en crisis hasta el cierre donde reaparece la reflexión del propio autor en su casa de Tenerife.
Juan Cruz ha recorrido el mundo (un mundo raro y ahora diré por qué) de la literatura y del periodismo con la lámpara de la pregunta incisiva que descubre la trepidante guerra de egos (y de aquí el título de su libro anterior: Egos revueltos) de los himalayas del proceso creativo: Carlos Fuentes, José Saramago, Mario Vargas Llosa, Octavio Paz o Julio Cortázar son presencias constantes en este libro que aporta, además, abordajes a diversos autores ajenos a los reflectores de los oros falsos de la fama: Ignacio Aldecoa, Dulce Chacón o Javier Pradera. Dos canciones marcan el recorrido de una obra tan informada como estremecedora en donde la presencia de la muerte es una sombra que no descansa: los versos de Daniel Reguera (“Se me está haciendo la noche/en la mitad de la tarde,/no quiero volverme sombra,/quiero ser luz y quedarme” y los versos de la canción “Un mundo raro” de José Alfredo Jiménez (“Cuando te hablen de amor y de ilusiones,/y te ofrezcan un sol y un cielo entero/si te acuerdas de mí no me menciones/porque vas a sentir amor del bueno”). De hecho la página final de la obra recupera pasajes de “Caminos de Guanajuato” del propio José Alfredo.
La entrevista a un resucitado o regresado José Saramago que aparece en la franja crepuscular del libro es, por decir lo menos, conmovedora. Juan Cruz habla con un hombre que, como quien aparece en el poema de Enrique González Martínez, volvía de la muerte para estar en el mundo sin protocolos ni ornamentaciones fatuas, apunta Juan Cruz. Comentario aparte merecen los artículos o reseñas que hablan sobre las posibles reconciliaciones de Octavio Paz con Carlos Fuentes y de Gabriel García Márquez con Mario Vargas Llosa.
El libro ha sido escrito, para decirlo con Pío Baroja, con una sinceridad granítica. Sinceridad que permite ver en el último tramo de su vida a un Carlos Fuentes con la voz apagada, lejos del porte atlético y señorial de sus mejores años. Por la intensidad que recorre cada  pliegue y cada zona de sus páginas Especies en extinción de Juan Cruz es un extraordinario testimonio de vida donde despuntan los gratísimos y dolorosos momentos de quienes plantamos  cara en este “cielo inverso”, como dice el autor, donde por fortuna despliegan sus alas los borrachos.


gilbertoprado@hotmail.com