Sobre héroes y hazañas

Elogio de los pulpos

Ahora que Diego Hernán Pulpo González clavó, para un dramático empate del Santos Laguna contra el Toluca en la casa de los rojos, el gol más emotivo de la jornada sexta del futbol mexicano recordé, ¡y cómo no!, a varios jugadores del beisbol y del futbol que han sido motejados Pulpos. Y me tele-transporté a la época de los gloriosos Tigres del México y su parador en corto Fernando Remes, oriundo de Montemorelos, Nuevo León, donde las naranjas son una delicia. Remes perteneció a los Tigres que conquistaron el campeonato en 1965, con una base de jugadores mexicanos de extraordinaria prosapia: Kiiko Castro, Rubén Esquivias, Armando Murillo, entre otros. Remes era un Shortstop formidable, una auténtica aspiradora.Otro Pulpo del beisbol es el enorme  ex relevista dominicano Antonio Alfonseca. Antonio Pulpo Alfonseca tiene seis dedos en cada mano y seis dedos también en cada uno de su pies. Este exceso de nacimiento se conoce como polidactilia o dedos supernumerarios. Alfonseca llevó muy bien su superávit digital y gastaba bromas con frecuencia a sus compañeros de equipo. Su mejor promedio de carreras limpias ocurrió en 2004 con 2.57. Como dato adicional diremos que en el año 2003 el Pulpo fue suspendido cinco juegos por golpear en el estómago al umpire Justin Klemm. El derecho dominicano nunca ha visto su polidactilia como señal de aflicción o derrotismo. Su abuelo Santiago también ostenta este exceso. Uno de cada 500 recién nacidos presenta polidactilia. Alfonseca tiene dos meñiques en cada mano.Vuelvo al futbol. Justo en Argentina debutó en el Lanús Silvio Pulpo González. Un ex futbolista que cerró la historia de sus días como deportista en el Águilas Pereira colombiano. Y nuestro cuarto Pulpo es Diego Hernán González, el fino mediocampista del Santos quien también –qué curioso- debutó en el Lanús y lleva el mismo apellido que su paisano. Baste por hoy la evocación y el elogio de cuatro pulpos: Fernando Remes, Antonio Alfonseca y los argentinos González. Que Dios reparta más pulpos al deporte. Suelen fraguar proezas con su magia múltiple: Diego Hernán ha convertido cuatro goles en seis partidos. 


gilpradogalan@gmail.com