Sobre héroes y hazañas

Dolor de ser Cruz Azul

A quienes éramos adolescentes cuando el Cruz Azul logró aquel tricampeonato (1971-72, 72-73, 73-74) se nos encoge el corazón cuando, por desgracia, tenemos noticia del rosario de fracasos de uno de los llamados equipos grandes del futbol mexicano.

El mítico Cruz Azul del amanecer de la década de los setenta emocionó incluso a quienes NO le íbamos a la Máquina Cementera y, en contraste, aquejado por una inexplicable anemia, por una abulia que amenaza con la extenuación, el Cruz Azul actual, salvo el flaco consuelo del torneo de Copa, cumple ya casi dos décadas de tumbo en tumbo, arrojado hacia un abismo que parece nos tener fondo, lastrado por una desgana exponencial y, asimismo, por un mayúsculo desamor a la camiseta, evidente en cada uno de los milímetros de un estadio repleto de quejas, lágrimas y denuestos.

El último título de liga fue conquistado en el crepúsculo de 1997. El coma del Cruz Azul parece interminable, eterno.

Y sus más encendidos fanáticos atraviesan con pavor el túnel de una desesperación sin orillas. Me duele este Cruz Azul anémico porque les duele a numerosos familiares y amigos, a personas muy cercanas a mi corazón quienes se aferran desde ya casi dos lustros a la consecución del milagro. Aquí me detengo.

Me parecía críptico el verso de Elías Nandino -el azul es el verde que se aleja-, pero si lo leemos a la luz de la inteligencia que identifica al verde con la esperanza el verso ofrece un significado certero y distinto a un tiempo. El (Cruz) azul es el verde (la esperanza) que se aleja. ¿De qué se aleja? Ya ni siquiera del título. Se aleja de la liguilla.

Lleva cuatro semestres sin meterse al festín, algo nunca visto en torneos cortos. Por eso tuve a bien re-tuitear el comentario no exento de retranca irónica de mi amigo Héctor Matuk al terminar el juego de la Máquina Celeste contra Tigres: “Efectivamente, Cruz Azul jugó contra Tigres como si se tratara de una final”. Qué decepción. Qué triste. Dolor de ser Cruz Azul. 


gilpradogalan@gmail.com