Sobre héroes y hazañas

Brasil 2014: el mundial de Manuel Neuer

Debo reconocer la lamentable omisión de Manuel Neuer en mi artículo sobre los arqueros que plantaron cara en el mundial de 2014. Yo no sé si Neuer fue el mejor portero de la justa, pero acepto que sin duda debe estar entre los tres principales, junto a Sergio Romero o Keylor Navas. Mención honorífica merecen Paco Memo Ochoa, Courtois y Tim Howard. Para resarcir el daño producido por la terrible omisión de Neuer en la ringla de los mejores guardavallas del mundial he reducido a singular el título de esta nota: El mundial del portero quiere decir el mundial de Manuel Neuer.El alemán Manuel Neuer mereció el guante de oro en el mundial de Brasil 2014.¿Por qué corrijo y me decanto por el espigado Neuer? Porque su actuación en la final fue soberbia. Neuer hizo todo bien, incluso en los maravillosos achiques ante la perspectiva de atacantes en solitario. Neuer arriesgó el físico en aquel dramático choque contra el Pipita Higuaín. Neuer defendió su puerta con cada milímetro de su físico, sin olvidar los precisos despejes y las salidas oportunas. El solo partido de la final habría bastado para granjearle el guante de oro de la Copa. Se suele decir que a los porteros de gran estatura se les bate con tiros rasos y colocados (Neuer mide 1.93 mts.). Incluso en ese tipo de trallazos a ras de pasto Neuer vigiló la portería con mirada aquilina. Imposible dejar de costado aquella estampa de la vibrante final en el Maracaná: el mejor jugador del mundo perfilándose para impactar de zurda hacia el arco de Neuer. Messi había sembrado a varios defensas germanos y jaló del gatillo con la malditez venenosa de su genialidad y cruzó el disparo. Aun en ese trance Manuel Neuer se lanzó puntual a la cita para espiar de cerca la trayectoria del esférico. Se suele pecar, avisa la teología moral, de pensamiento, palabra, obra y omisión. Deploro haber omitido el nombre de Manuel Neuer. Ahora puedo  decir: Brasil 2014 fue el mundial del portero Neuer. 


gilpradogalan@gmail.com