Sobre héroes y hazañas

Bemoles de la haplología

Descubrí la palabra haplología en el musculoso Diccionario crítico etimológico de la lengua española del sabio catalán Joan Corominas. Es una palabra de sencillos étimos que espantan su evidente dificultad gráfica y sonora: procede del griego y significa, sin más, simple-tratado o simple-palabra. 

El diccionario de la RAE la define como “eliminación de una sílaba semejante a otra contigua de la misma palabra”. Y aduce dos ejemplos: la voz cejunto surgida de cejijunto y la palabra impudicia que es una forma abreviada, apocopada, de impudicicia.

Nosotros sabemos que el vocablo natividad arroja navidad, con guiño haplológico. Y hay quienes mencionan nesitar emergente de necesitar o analisi como resultado reductivo de análisis. En el habla común, en las voces de todos los días y de origen jergal, utilizamos con frecuencia los efectos haplológicos. De modo que decimos  macita cuando ponderamos los atributos o bondades físicas de una mamacita.

El fenómeno de elisión o reducción de fonemas no es privativo de nuestro idioma. De suerte que, por ejemplo, en inglés de possiblely resultó possibly. No debemos confundir este fenómeno con el encogimiento o reducción de sílabas por eliminación de fonemas al inicio (aféresis) o al final de las palabras. Aféresis de ahora es ora. Apócope de santo es san.

También existe haplología en paralelepípedo y en idololatría: paralepípedo e idolatría son las formas sincopadas. 

Pero ojo: cuando la eliminación de sonidos no son semejantes o idénticos hablamos de síncopa, como en el inexacto aporte que aparece en el inicio de este artículo. De tal manera que navidad es síncopa de natividad y, en rigor, no es haplología.

Si extremamos el rigor diremos que es más haplológica impudicicia-impudicia que cejunto-cejijunto. Porque el primer binomio aloja ci-ci (identidad explícita), mientras que el segundo binomio alienta ji-ju (sólo semejanza). La palabra cacarear, cuya forma alargada es cacaraquear, es síncopa, no haplología.

Los ejemplos se pueden multiplicar a pasto, pero el tiránico espacio obliga a cerrar con esta haplología muy mexicana: chiquita es la forma compacta y reducida de chiquitita


gilpradogalan@gmail.com