UNO HASTA EL FONDO

Una comisión para este pobre ciego

Un gran arte: robar, robar, robar con métodos cada vez más sofisticados. Las universidades: Autónoma del Estado de México, Autónoma del Carmen, Autónoma de Morelos... Es que de veras, la búsqueda de la transa no conoce límites. Algo anda mal. Muy mal.

Gamés meditaba: Thomas de Quincey, el escritor que escribió Confesiones de un opiómano inglés, fabricó además un ensayo notable: Del asesinato considerado como una de las bellas artes. No disponemos en nuestros días de un autor como De Quincey, pero tenemos el tema: De la transa considerada como una de las bellas artes. A estas cavilaciones se entregaba Gil cuando leyó la investigación en la cual reporteros de Animal Político y de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad develaron una trama de robo, despojo, transa, malversación. La investigación es extraordinaria y reúne bajo el titulo de “La estafa maestra”, la primera entrega de un laberinto de corrupción organizado por el gobierno federal. Un grito desgarrador rompió el silencio del amplísimo estudio: ay, mis hijos, artistas de la transa.

Con la novedad de que Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad revisaron las Cuentas Públicas de 2013 y 2014 y encontraron contratos ilegales por 7 mil 670 millones de pesos, de los cuales nadie sabe dónde rayos quedaron 3 mil 433 millones.  Oigan esto por piedad e ingieran tres gotas de Tetrahidrocanabidiol: los 7 mil y feria les fueron entregados a 186 empresas, pero 128 de ellas no debían recibir recursos públicos porque no tienen ni la infraestructura ni la personalidad jurídica para dar los servicios para los cuales fueron contratados, o simplemente no existen. Caracho: comuníqueme con Javidú. ¿Gordo? Te llevo unas chilaquiles rojos si me cuentas cómo fabricabas tus empresas fantasma porque aquí tenemos un problemita.

Gran arte

Gil caminó sobre la duela de cedro blanco y cuando tuvo oportunidad se tiró al piso para arrastrarse y trapear con su corpachón la fina duela. Los que estén sentados, párense; los que estén parados, siéntense, sin albur, mju. Animal Político informa: “La Secretaría de Desarrollo Social, con Rosario Robles como titular;  el Banco Nacional de Obras, con Alfredo del Mazo al frente, y Petróleos Mexicanos, en la administración de Emilio Lozoya, son las tres principales dependencias responsables de este mecanismo que el auditor superior de la Federación, Juan Manuel Portal, no duda en calificar de fraude millonario”.

Gilga medita: el gobierno no entrega los contratos directamente a las empresas, sino que primero los otorga a ocho universidades públicas y éstas lo trasladan después a las empresas. Gracias a la magia de esta triangulación, las universidades cobraron más de mil millones de pesos sin ofrecer ningún servicio, se llama comisión. Gil se dio dos topes contra el muro norte del amplísimo estudio. Un gran arte: robar, robar, robar con métodos cada vez más sofisticados. Las universidades: Autónoma del Estado de México, Autónoma del Carmen, Autónoma de Morelos, Popular de la Chontalpa, Autónoma de Tabasco, Politécnica del Golfo, Superior de Comalcalco, Tecnológica de Tabasco. Es que de veras, la búsqueda de la transa no conoce límites. Algo anda mal. Muy mal.

En un boletín escueto, la Secretaría de la Función Pública afirma que en su momento notificó a las dependencias los hallazgos e inició las acciones necesarias. En fon. Vale la pena hacer notar que nada ocurrió, todo igual. No somos nada. O sí, somos permisivos hasta la complicidad con la gran transa. Vamos bien, si a esto agregamos la intención del fiscal carnal, el resultado es sencillamente estremecedor. (es-es).

Lupe/ 2

Ocurrió lo indecible. Quizás usted lo sepa: D’Alessio rompió relaciones con Reynoso. Ella no soportó sus infidelidades. En menos que canta el gallo, Lupe conoció a Julio Canessa, un uruguayo de buen toque que militó en el Necaxa. Una noche de tragos se conocieron, a Lupe le pareció guapo y rápido, a los besos para darle picones a Reynoso. Después de un amor de caricias de seda, Lupe le pidió a Julio que contrajeran matrimonio y Canessa, ingenuo, aceptó. Boda con notas de sociales y toda la cosa. Los primeros meses fueron un bombón, un caramelo relleno de miel.

Ah, pero la baja pasión no duerme. Reynoso invita a Lupe. Lupe miente y abandona el hogar con besos de gran hipocresía en la boca de Canessa. Reynoso recibe a Lupe y de inmediato se despojan de sus vestimentas para hacer un amor loco y desesperado. Un fotógrafo fija en el tiempo una escena en una alberca del amor. Besos desaforados. Una revista de notas miserables publica fotografías íntimas de ese amor prohibido. Canessa cree volverse loco. Le reclama a Lupe. Gil sufrió mucho el dolor de Canessa, la confusión de Lupe, la mano loca del destino. En ésas estamos. Gil seguirá informando.

Todo es muy raro, caracho, como diría Corneille: El mentiroso siempre es pródigo en juramentos

Gil s’en va

gil.games@milenio.com