UNO HASTA EL FONDO

Aforismos

La editorial Planeta publicó un libro de aforismos: 'A más cómo, menos por qué'. Gil arroja a esta página del directorio algunos de estos juegos y chispazos.

Gil caminó sobre la duela de cedro blanco rumbo a la mesa de novedades. En la punta de una torre de libros encontró un ejemplar de Jorge Wagensberg, un científico español, divulgador de la ciencia. La editorial Planeta publicó en sus ediciones de bolsillo Booket un libro de aforismos: A más cómo, menos por qué. Gil arroja a esta página del directorio algunos de estos juegos, chispazos, iluminaciones.

•••

Una sala de conferencias donde caben mil personas está bajo sospecha.

•••

Conversación: hablar después de escuchar con alguien que escucha antes de hablar.

•••

La nostalgia es placer de tristeza.

•••

La textura es el tacto de la vista.

•••

Lo crujientre es el tacto del sabor.

•••

El arranque de un sonio es el tacto del oído.

•••

La verdadera competencia de una empresa es su clientela.

•••

Memoria de infancia: ¿por qué los adultos nos pellizcan las mejillas si ellos no se las pellizcan entre sí?

•••

Los árboles no dejan ver el bosque, de acuerdo, pero talarlos no resuelve el problema.

•••

Corrupción: se pueden imaginar muchos delitos más repugnantes, pero pocos más graves.

•••

No hay ningún argumento decente a favor del aplazamiento de la democracia.

•••

Todos los países ricos son democráticos, por más que existan países democráticos pobres y autarquías no tan pobres.

•••

Lo profundo complace a colegas e irrita a legos.

•••

Lo superficial irrita a colegas y complace a legos.

•••

Es el funcionario el que debe prestigiar la función y no al revés.

•••

Los aciertos despiertan la autoestima y adormecen la capacidad de aprender.

•••

Los errores despiertan la capacidad de aprender y adormecen la autoestima.

•••

Los que están en contra creen que los que están a favor están locos.

•••

Hay muchas más personas en contra que están a favor.

•••

¿Se puede distinguir el sueño de la vigilia si se está soñando?

•••

La velocidad es la capacidad para cambiar posición.

•••

La pregunta: ¿lloverá mañana? Es una verdadera pregunta.

•••

El qué del cómo es el mensaje de la ciencia.

•••

¿Quién va diciendo por ahí que el gerundio no es bello?

•••

El dudoso prestigio de los aforismos procede de la facilidad con la que se logra un aforismo malo.

•••

Una buena idea que no cabe en una buena frase, pues no es una idea tan buena.

•••

Hay por lo menos tres lenguajes universales: el musical, el matemático, el genético.

•••

Una innovación superflua es una solución sin problema.

•••

Descansar: ocupar el cerebro es una sola tarea.

•••

La nariz fue la solución que precedió al problema de aguantar las gafas.

•••

Se nace siempre improbablemente.

•••

Se envejece siempre humillantemente.

•••

Una plaga siempre muere de éxito.

•••

Nada que valga la pena supera la velocidad de la velocidad de la luz.

•••

El letargo consiste en vaciar el tiempo de cambio.

•••

El secreto del cambio está en la parte del cambio que no cambia.

•••

Lo improbable asombra a todo el mundo, lo cotidiano sólo al genio.

•••

Una utopía o es excesiva o no es nada.

•••

Mirar a cámara es mirar el futuro a los ojos.

•••

Viajar es la mejor forma de regalarse cambio.

•••

El cerebro, ante la falta de incertidumbre, se ofende.

•••

La noche es el eclipse más frecuente.

•••

El ritmo es repetir en el tiempo.

•••

Un solo día con el uso exclusivo de la verdad sería insufrible.

•••

La lectora y el lector lo saben, los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras el camarero se acerca con la bandeja que soporta el Glenfiddich 15, Gamés pondrá a circular la frase de Ortega y Gasset por el mantel tan blanco: La máxima especialiazación equivale a la máxima incultura.

Gil s’en va

 gil.games@milenio.com