UNO HASTA EL FONDO

Violencia, académico y metano

Ahora mal sin bien: la policía impidió que miembros de la CNTE avanzaran al Zócalo. Un grupo de maestros cerró 250 escuelas en la CdMx, le dirán a Gil que eso es poca monta, pero no es poca la cosa.

Gil abandonó el mullido sillón y se entregó a la duda y la deuda: que los maestros negocian en la Secretaría de Gobernación, que ya se arreglan, que hubo nueve bloqueos menos, que en la ciudad hubo 30 bloqueos. Sea lo que sea pongámonos de acuerdo. Enrique Enríquez, de la sección 9, dice que ya todo va viento en pompa (¿así se dice?) y que van a tomar las galletas y el café en Góber. Que la suspensión del diálogo era temporal, que las arañas hacen su nido, en fon.

Ahora mal sin bien: la policía impidió que un grupo de miembros de la CNTE avanzara al Zócalo. Un grupo de maestros cerró 250 escuelas en la Ciudad de México, le dirán a Gil que eso es poca monta: pues sí y no, si alguien que no es la autoridad puede cerrar una escuela, no es poca la cosa.

Gilberto Guevara Niebla ha escrito en estas páginas de su periódico MILENIO al menos dos artículos precisos y rotundos sobre el conflicto entre la CNTE y el gobierno. En el más reciente escribió esto: “Si la violencia continúa se estará empujando a las autoridades a asumir la postura que debieron haber asumido desde 2013 cuando la CNTE inició su cadena de actos violentos. Es decir, a reprimir. Y cuando se reprime en México, todos lo sabemos, la posibilidad de un desastre aumenta. ¿Vamos a esperar a que ocurra una nueva fatalidad, un desastre mayor, un Tlatelolco que seguiremos lamentando durante cinco décadas?”.

Gil, tocayo de Gil Guevara, se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y caviló: de acuerdo, la violencia siempre es veneno, pero no mezclemos el aire con la magnesia, ¿o cómo era? Los jóvenes del 68 encabezaban al final, y al principio, un reclamo democrático; los integrantes de la CNTE bloquean carreteras porque no quieren evaluarse y luchan por plazas de maestros para venderlas y buscan hacer negocio con los dineros que los gobiernos de los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán les han dado a mansalva. O sea que no es lo mismo que lo mismo. ¿Esto quiere decir que deben reprimir a los miembros de la CNTE? Desde luego que no, pero ya quedamos en que no son luchadores sociales. Repitamos: no son Guevara, o Álvarez Garín, o González de Alba; no son Campa, ni Vallejo, ni Heberto, ni Galván. Digámoslo suavemente: los maestros de la CNTE, y sobre todo sus líderes, son unos bribones. ¿Cómo la ven? Dicho sea esto sin la menor intención de un albur magisterial.

Un académico

Agustín Basave Basave a caballo ha escrito en su periódico El Universal “En defensa propia”, un artículo en el cual explica su renuncia al PRD, sus razones, su legado y se dirige, además y ademenos, a algunos de sus malquerientes en la prensa, entre ellos Gil Gamés. Basave Basave a caballo va y viene entre las llamas, como dijo el clásico, ¿a ver, adivine, Agustín?

Total, el académico renuncia al PRD y vuelve a sus labores legislativas. Antes, cuando militaba en el PRI, Basave Basave a caballo tenía más tiempo para escribir sus libros. Volverá  a la reflexión, felicidades. O, más que a los libros, a los prólogos de sus libros, porque el lector sabrá que el académico apenas termina un ensayo va corriendo y le pide un prólogo a algún escritor de fuste y fusta para que lo abandere. Por ejemplo, el apasionante libro La cuarta socialdemocracia. Dos crisis y una esperanza, lo prologa Ludolfo Paramio, ni más ni menos; Mexicanidad y esquizofrenia. Los dos rostros del mejicano, lo prologa Roger Bartra; México mestizo, lo prologa Carlos Fuentes. Oiga Basave Basave a caballo, muy buenos sus prólogos, felicidades, ¿y los libros? En fon. ¿Un Glenfiddich?, Gil invita.

Misterio

Gil reconoce que hay cosas más importantes que responder a la bofetada y buscar en el fardaje de la vida diaria una razón para vivir (oh, Gil se ha puesto sentimental). Un recorte del buen suplemento Ideas de El País apareció en su escritorio de finas maderas que no excluyen la caoba. Oigan esto: en India hay más de 280 millones de vacas y emiten en conjunto 13 millones de toneladas de metano a la atmósfera cada año con sus flatulencias, según los datos obtenidos por satélite. Este gas atrapa 25 veces más calor que el dióxido de carbono. Por ello, un grupo de científicos del Cow Reserch Institute está buscando una fórmula dietética para disminuir las flatulencias bovinas.

Gil caviló: son muchas vacas, solamente si las alimentarán con proteína ellas mejorarían su conducta digestiva, pero sería sumamente oneroso. También está la posibilidad de alimentarlas con chilorio de pavo, pero ¿saben ustedes lo que eso costaría? Los científicos del Cow Reserch Institute quizá no han investigado que en lugar de forraje, sus vacas coman torta de chilaquil. Gilga se ha enterado de que muchos mexicanos se alimentan de la torta de chilaquil, que además lleva dentro milanesa. Esta práctica monstruosa no ha ocasionado en México un serio problema de metano en la atmósfera. Desde luego, las noches deben ser dantescas, pero siempre se trata de un microclima. En fon.

La máxima de Jean Paul Sartre espetó en el ático de las frases célebres: La violencia, sea cual sea la forma en que se manifieste, es un fracaso.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com