UNO HASTA EL FONDO

Melatonina, serotonina

Como dijo el poeta clásico: la gente pasa y pasa, siempre tan igual. Las personas van y vienen, llevan bolsas de regalos, prisa, ansiedad, oscuros deseos (anjá). Por su parte, atornillado a su silla, Gamés escribe en esta página del directorio una columna más del año que fenece (fenecer, gran verbo). Por fortuna ya existe el Hospital de las Emociones, lugar en el cual Gilga se internará a la brevedad. Este sitio se encuentra en la esquina de Ferretería y Progreso, en la colonia 20 de Noviembre, en la delegación Venustiano Carranza. En caso de que usted se sienta muy triste en estos días melancólicos, se comunica al Hospital de las Emociones y de inmediato obtienen una cita: ¿y por qué tan triste? No lo sé, simplemente es un llorar y un llorar. Despreocúpese aquí usted llorará pero en compañía de otros seres tan desventurados como usted.

El jefe de Gobierno de CdMx, Miguel Ángel Mancera, llamó a disfrutar de su juventud a los jóvenes y a asistir a este hospital en caso de sufrir una ruptura amorosa. Si hay un Hospital de las Emociones, podría diseñarse un Hospital de Aspirantes Fracasados dirigido por Liópez. Y un Hospital de Ex presidentes Incomprendidos, grande y bien equipado dirigido por Calderón.

Por cierto, el Instituto Nacional de Salud Pública ha dado a conocer que durante los meses de otoño e invierno un tipo de depresión llamado Trastorno Afectivo Estacional afecta a 10 por ciento de la población mexicana. La menor intensidad de la luz solar que hay en el invierno puede provocar depresión. El cambio de las estaciones influye sobre la melatonina y la serotonina, sustancias que inciden en el sueño y el ánimo.

Sorpresa

Gil salió abrigado, bufanda y guantes, para enfrentar el crudo invierno, pero lo sorprendió un sol cegador, un calorón, y eso lo deprimió muchísimo. Este padecimiento debe ser común en países de inviernos inclementes, pero en México parece un tanto cuanto exagerado.

Un tratamiento funcional para pacientes con este padecimiento invernal es la terapia lumínica, que consiste en exponer a las personas a una lámpara que simula los rayos del sol. Gil quisiera una terapia de rayos nocturnos que simularan una noche: usted prende la lámpara de luces oscuras y se hace de noche y de inmediato sobreviene una angustia del fin del mundo. Qué: cada quien sus terapias. Si hay quien se tiende en un diván, imaginen ustedes si no tendría éxito la lámpara productora de noches.

Revelación

En un reciente video de Facebook, Liópez afirmó que el candidato de Morena a la Presidencia “se resolverá en su momento y de acuerdo con procedimientos legales”. En los mentideros se dice que Martí Batres pretende la candidatura a la Presidencia y que tiene muchas posibilidades; lo mismo que Claudia Sheinbaum, terrible rival de Margarita. Corre el rumor, pero solo es un rumor, de que Liópez desea la candidatura. En un partido democrático, como Morena, las decisiones se toman de acuerdo con reglas establecidas. Un gran enigma: ¿quién será el candidato de Morena a la Presidencia?

Gil lo leyó en su periódico El Financiero. Liópez no está en campaña, faltaba más, pero va a entrevistas y cuenta las acciones que tomará cuando sea el Presidente de la República. Aviso: Liópez someterá a una consulta ciudadana las reformas estructurales, específicamente la energética, la laboral, la fiscal y la educativa.

En el programa televisivo La Silla Roja, Enrique Quintana, Leonardo Kourchenko, Alejandro Cacho y Carlos Mota entrevistaron a Liópez: “Sí quiero aclarar, no vamos a contestar una imposición con otra, vamos a reponer el procedimiento, vamos primero a informarle a la gente en qué consisten las llamadas reformas estructurales, vamos a ver a los mexicanos como mayores de edad y cuando todo mundo esté informado, vamos a consultarle”.

Gil recibe al toro de lo obvio y le da un capotazo: o sea, los procedimientos de la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores son en realidad imposiciones; sobre estas instituciones (one-ones) se impone “la gente”. Qué le damos a Liópez: ¿la melatonina o la serotonina? Aigoeii.

Todo es muy raro, caracho, como diría Flaubert: Cuidado con la tristeza. Es un vicio.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com