UNO HASTA EL FONDO

Pedazos

Los restos de "Bantú" no son los únicos que deben reconstruirse en estos días mexicanos. Pegar los trozos del PRI no será nada fácil.

Gil lo leyó en su periódico La Razón: según Tanya Müller, secretaria de Medio Ambiente local, un conjunto de expertos veterinarios en primates realizará exámenes toxicológicos y patológicos para determinar hasta qué grado es posible el rescate de las partes de Bantú, último gorila macho de tierras bajas. Gilga no entiende cuál es el sentido de la unión de las partes desmembradas de Bantú como no sea la exhibición en un museo de primates cuyas vidas ejemplares merezcan ser expuestas a la sociedad. Este que ustedes ven aquí era Bantú, cuando partía a un viaje reproductivo lo sorprendió la muerte. Saluden a Bantú, niños. ¡Holaa, Bantú!

Las partes de Bantú las resguarda la Procuraduría Federal de Protección del Medio Ambiente. Al morir, Bantú pesaba 220 kilos, dicen los que saben que padecía sobrepeso. No la menor de estas melancólicas observaciones consiste en aceptar que Bantú se dirigía al placer cuando lo sorprendió la Parca.

Sospechoso deceso

Uno de los datos que se conocieron tras el deceso de Bantú, alarmó a Gamés: en un año, cuatro primates han muerto en el zoológico de Chapultepec. Sería catastrófico que estuviéramos ante un monstruo que asesina primates, un serial killer de gorilas. En el peor y mejor de los casos, convendría abrir una investigación que reconstruya de forma contundente la causa de estas sospechosas muertes. Se requiere de un fiscal insobornable. ¿Qué opinarían ustedes del enérgico Virgilio Andrade como investigador de las muertes de los primates?

Por cierto, Gil ignora si quienes pusieron el grito en el cielo por la necropsia de Bantú han visto fotografías de la autopsia de un ser humano. Ustedes no están para saberlo, pero dependiendo de la muerte, el destazadero. Una verdadera carnicería: en algunas ocasiones pesan el hígado, el cerebro o los pulmones en una báscula, en fon. Gamés no sabe de ninguna viuda o ningún viudo, huérfano o huérfana que haya pedido que le reconstruyan a su padre o a su madre después de la autopsia. Usted me lo regresa como se lo entregamos, muerto, pero entero. ¿Qué son estos pedazos? Todo es muy raro, ¿sí o no? Y es que todos queremos ser mejores de lo que somos, no importa el camino que tomemos para demostrarnos a nosotros mismos de las buenas personas en que nos hemos convertido. Ángeles que cuidan a los gorilas, eso somos.

Reconstrucción

Bien pensado, los restos de Bantú no son los únicos que deben reconstruirse en estos días mexicanos. Pegar los pedazos del PRI no será nada fácil. Cierto, el PRI no se dirigía a un viaje reproductivo, pero iba en cambio a ganar nueve candidaturas en gobiernos clave de la República, cosa al menos parecida a una reproducción electoral.

Más de 40 expertos intentaron salvar esas derrotas, pero fue imposible: el Bantú de ese combate electoral yacía en la plancha despedazado: Javier Duarte desmembrado, Roberto Borge desapegado de su continente, César Duarte separado (ado-ado) de su cuerpo y lo más horrible, la cabeza de Manlio Fabio Beltrones cercenada, sin apoyo ni nada.

En ésas estábamos cuando el presidente Peña le pidió a Enrique Ochoa Reza que uniera los pedazos y los llevara por la República defendiendo las reformas, por un lado, y por otro condenando la corrupción de algunos de esos pedazos y llevándolos a la palestra de la vergüenza y la responsabilidad jurídica. Ah, los gorilas; ah, los partidos; ah, los pedazos.

Dudas

Que alguien le explique a Gilga si es necesario juntar los pedazos de la reforma educativa. Unos periódicos dicen que la SEP se ha doblado; otros, que se revisará el sistema de evaluación; otros de más allá como El Financiero dicen esto: "Presentará SEP nuevo modelo educativo": "Se compromete Nuño con el SNTE a mejorar la evaluación". SEP y SNTE se han reunido y tomado decisiones que nadie, o por lo menos Gil, entiende. ¿Qué es un nuevo modelo educativo?

Desde luego la CNTE desconoce el acuerdo, un acuerdo desconocido. No se lo tomen a mal a Gamés, pero de pronto, de la nada aparecen Juan Díaz, del SNTE, y Aurelio Nuño y pactan sabe Dios qué rayos. ¿Pedazos? En fon, hagan lo que ustedes digan y manden pero no pidan que se les entienda, porque eso no es posible.

Animales

Por cierto y por suerte, la revista Letras Libres ha dedicado su más reciente número a "Los animales: nuestras víctimas". Ensayos de Peter Singer, Daniel Krauze, Sergio Chejfec exploran la vida humana y la de los animales, los elefantes, las mascotas. No hay una respuesta a la vida de Bantú y su deceso, pero sí a los misterios animales en la vida humana.

Viernes

Sí, se sabe: los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras se acerca el camarero con la bandeja que soporta el Glenfiddich, Gamés pondrá a circular la frase de Hermann Hesse por el mantel tan blanco: Sin el animal que habita dentro de nosotros somos ángeles castrados.

Gil s'en va

gil.games@milenio.com