UNO HASTA EL FONDO

Realidad aumentada

¿'San Liópez' llama a la prudencia?, el político majadero por excelencia, el bravucón de cantina, el que apoya a la banda violenta de la CNTE, ése pide la razón y no la fuerza. Caracho...

Estaba Gil jugando al Pokémon Go en el amplísimo estudio. Se trata de un juego de realidad aumentada cuyo objetivo es buscar y capturar a los pokémones en el mundo real. Gamés se adhirió a este nuevo juego después de leer en su periódico El País la forma de ingresar a él: la lectora o el lector o le lecter descargan el juego en su teléfono celular y se registra con su cuenta de Google. En el dispositivo aparece un mapa GPS creado a partir de Google Maps, en el cual el usuario podrá ver las calles por la cuales está caminando. En ese momento, usted puede salir a cazar animales falsos, dice la nota de Eneko Ruiz y Ángel Luis Sucasas. En el amplísimo estudio de Gil Gamés se puede jugar Pokémon Go porque es muy grande. Y así andaba Gilga cazando a los pokémones.

Ya no se puede jugar tranquilo a los pokémones. En ésas andaba Gilga cuando en las redes apareció el Pejemón, y luego dicen que Gil se obsesiona con Liópez. Cuidado con el Pejemón, con el no hay tu tía, siempre está furibundo, nada más se le ve sonreír cuando va al beisbol a Estados Unidos, a ver el partido de las estrellas. Ah, entonces sí tenía visa el chingüengüenchón. En el juego del Pejemón, los usuarios cazan a la mafia del poder. En el Pejemón, juego de realidad aumentada, los maestros de la CNTE cazan a Nuño, mientras Osorio Chong les da galletas de animalitos. Gil quiere el Pejemón. ¿Ustedes?

Jugar con fuego

Ahora mal sin bien: si de realidad aumentada se trata, hay que leer la entrevista que Ciro le hizo a Liópez Pejemón (ya quedamos: cuando está de acuerdo Gil, le dice Ciro, cuando no, le llama duramente Gómez Leyva). Con la novedad de que la reforma educativa no debe derogarse, dice Liópez Pejemón: "No, no, sería la claudicación del gobierno, no se trata de jugar a las vencidas. El gobierno tiene que aceptar que se equivocó al no consultar a los maestros y padres de familia (...) y la responsabilidad mayor cae sobre el Poder Legislativo, porque ahí fue donde aprobó la reforma (...) Nosotros no queremos construir el nuevo México a partir de escombros, tiene que haber autoridad y tenemos que llegar a 2018 con estabilidad, con paz social para que la entrega de la estafeta se dé en un ambiente de normalidad política, si se le vence por completo a Peña Nieto, pues no va haber estabilidad, no va a haber gobierno".

Gil no puede con tantas mortificaciones, como decía la extinta madre de Gamés. Primero, a duro y dale con que al llegar al poder, Liópez personalmente derribaría todas las reformas estructurales. Gil escribió: es de zafios cambiar de opinión, las erratas hicieron de las suyas, mju: es de sabios cambiar de opinión. O sea que las reformas no son veneno, anjá, esto lo va a saber Liópez; ah, pero si ha sido Liópez Pejemón el que lo dijo. Ya no hay valores, hasta Liópez se entrega a la mafia del poder. Tremenda mafia que doblega incluso al Pejemón. Un grito desgarró el silencio del amplísimo estudio donde Gil jugaba al Pejemón, o como se llame: Ay, mis hijos de la mafia en el poder.

Pero esto no es nada, oigan a San Liópez: "Porque insisto, hay mucha confrontación, hay mucha violencia, no hay que estar jugando con fuego, no es conveniente eso, nada por la fuerza, todo por la razón".

A Gamés le va a dar algo. Por favor unas gotas de Rivotril, de perdida algo de Valeriana. ¿San Liópez llama a la prudencia?, el político majadero por excelencia, el bravucón de cantina, el que apoya a la banda violenta de la CNTE, ése pide la razón y no la fuerza. Caracho, lo que logra un buen juego de beisbol, y la cena con vino y whisky, y la noche y la bahía (¿es bahia?). Sí, Liópez, así es la vida. Mecachis en veinte. Y lo más notable de todo: que el mundo entero, o casi entero, le deje pasar todas las mentiras. Liópez canta: hoy voy a cambiar. Sí, como ño.

Y por si fuera loco, perdón, poco, Liópez abre la puerta a una posible alianza con el PRD: "Ellos tendrían que ser muy claros de no involucrarse, de no hacer acuerdos con los partidos que forman parte de la mafia del poder y del gobierno, porque está de por medio la firma del Pacto por México". Este Liópez ya se parece más al otro Liópez: ni se les ocurra mover un dedo sin mi autorización porque se los corto.

Barrales y Mojica

Alejandra Barrales es la nueva presidenta del PRD y Beatriz Mojica la secretaria del partido. Mientras pasa lo que pasará, Gilga celebra que dos mujeres dirijan ese partido, los hombres casi lo han desaparecido. Cuando se habla de la alianza con Liópez, todos los perredistas dicen: sin condiciones. Señoras y señores, nada se hace sin condiciones, ni el café, así que mejor piensen bien sus condiciones. ¿Estamos? Gil se despide porque debe cazar pejemones o pokémones, da igual.

La máxima de Philip Dick espetó en el ático de las frases célebres: La realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece.

Gil s'en va