SOCIEDAD Y DERECHOS HUMANOS

¿Tendrá Puebla candidato independiente a gobernador en 2016?

Las candidaturas independientes abren un espacio para que se ejerza el derecho de ser votado, sin pertenecer a alguna institución política y precisamente este proceso electoral tendrá su prueba de fuego para verificar que son viables otras fórmulas para contender a un cargo de elección popular.

La creación de partidos políticos en México aún se encuentra en estado de vulnerabilidad, pues si bien hay legislación que expresamente regula dicha situación, los grupos organizados deben esperar pasar por el tamiz de los grupos de poder en turno.

Las candidaturas independientes abren un espacio para que se ejerza el derecho de ser votado, sin pertenecer a alguna institución política y precisamente este proceso electoral tendrá su prueba de fuego para verificar que son viables otras fórmulas para contender a un cargo de elección popular, pues evidentemente quienes se encuentran en esta posición deberán superar diversos obstáculos para poder competir, como pocos recursos, falta de seguridad y desinformación, pues alegan que ellos mismos deben informar a los ciudadanos de la existencia de tales figuras.

En este momento, sólo son 22 candidatos independientes para la elección de diputados federales; para gobernador, de un universo de 62 candidaturas, sólo tres son independientes. Es un largo camino por recorrer, pero hay algunos que están haciéndose cada vez más visibles, el ejemplo más palpable lo tenemos en Nuevo León con Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, quien según el diario Reforma encabeza las preferencias de los votantes. Y tal vez tienen sentido, por el disgusto de los ciudadanos, por la corrupción e impunidad, en la que día tras día se respaldan los partidos políticos y sus militantes.

Aunque sus detractores señalan que militó por 33 años en el Partido Revolucionario Institucional y que renunció hace 8 meses para aprovechar la nueva ley, por lo que es señalado como un hombre del sistema (evidentemente con experiencia, lo cual queda en evidencia en su campaña que ha sido bien desarrollada y altamente competitiva), los electores lo están considerado como otra opción viable a la gubernatura. A lo que se ha enfrentado es que como candidato independiente, está excluido de las enormes cantidades de dinero que proporciona el Instituto Electoral de su estado a los partidos políticos, así que ha realizado su campaña principalmente en las redes sociales y suele pedir dinero en sus mítines.

De este ejemplo lo que llama a la reflexión, es que cada vez más los partidos políticos han dejado de representar las causas ciudadanas y se han enfocado sólo en el ámbito electoral y los electores lo saben. En otros países, debido a las crisis sociales, han surgido candidatos independientes de los movimientos ciudadanos y a través de ellos han ingresado en la política, al parecer la incredulidad en los políticos no sólo es materia de nuestro país.

Lo que sí es una realidad es que, en el caso Nuevo León, un voto otorgado al Bronco será un voto de castigo contra el PRI, que hoy gobierna ese estado, y demás partidos. Y en caso de que llegara a ganar este candidato independiente, será un llamado de atención que les da como respuesta los ciudadanos cansados de tanta tomadura de pelo. Es evidente que los partidos deben refundarse y convertirse en instituciones con liderazgo social, para dejar de ser interpretados por el ciudadano como simples máquinas electorales.

Finalmente, cabe reflexionar si con los grupos de poder que gobiernan Puebla y que quieren todo para ellos mismos para llegar a la grande, ¿permitirán que en Puebla se dé este fenómeno?

Sólo el tiempo nos responderá.