SOCIEDAD Y DERECHOS HUMANOS

¿Aprueba a los candidatos a diputados federales?

La publicidad que los partidos políticos hacen, pareciera ser más como una campaña comercial que la presentación de su plataforma electoral; esto tiene como consecuencia el despilfarro del dinero que proporciona el INE para gastos de campaña y que haya un total menosprecio por los votantes.

En México contamos con pobreza económica y pobreza en valores, y por ello tenemos altos índices de corrupción e impunidad; pobreza al irrespetar la vida humana, ya que nuestro país está catalogado como el más peligroso del mundo para ejercer el sacerdocio y el periodismo; sumemos la pobreza política con las campañas electorales de este proceso que se han caracterizado por manejar sólo frases y propuestas superficiales.

Me explico: hay total ignorancia sobre cómo hacer política, ya que los candidatos solamente buscan convencer mediante promesas sobre propiciar más empleos, bajar los impuestos, mejorar la seguridad pública, el transporte, la educación, pero jamás plantean cómo lo harán. Aunado a lo anterior, la mayoría de ellos no hacen transparente su patrimonio, por lo que automáticamente presumimos que se continuará con la tradición del enriquecimiento ilícito de los servidores públicos.

La publicidad que los partidos políticos hacen, pareciera ser más como una campaña comercial que la presentación de su plataforma electoral; esto tiene como consecuencia el despilfarro del dinero que proporciona el INE para gastos de campaña y que haya un total menosprecio por los votantes. La sociedad está urgida de soluciones a tantos problemas sociales de los que México está inundado: conflictos sociales por aquí y allá, el enfrentamiento mediante armamento pesado a las fuerzas de seguridad, la pobreza, la inseguridad, el desempleo, el recorte presupuestal, las desapariciones, el narcotráfico, la repartición inequitativa de la riqueza, etc.

Los problemas sociales a los que hay que hacer frente son inmensos y de gran envergadura. Vale la pena preguntarnos, ¿cuáles serían los cuestionamientos que pudiéramos hacerles?; yo propongo los siguientes:

¿Cómo contribuiría a formar una sociedad de bienestar?

¿Cómo resolvería el problema de la pobreza?

¿Cómo dejaría de fomentar el clientelismo y crear mejores programas sociales que verdaderamente contribuyan a obtener una mejor calidad de vida de los gobernados?

¿Qué haría para asegurar que la población acceda a los servicios básicos?

¿Cuáles serían los medios para que los gobernados tuvieran por lo menos la canasta básica sin invertir todo su ingreso económico?

¿Cómo nos daría certeza de que las obras públicas de verdad se licitan y no se pagan al doble o triple de su costo?

¿Ahora sí disminuirán el número de legisladores en el Congreso de la Unión?

¿Por qué hay reticencia por que los funcionarios se bajen el salario?

¿Cuál es la cuantía de su patrimonio?

¿Legislaría a favor de que todos, absolutamente todos los servidores públicos se sometan a exámenes de control?

Es cuánto.