Ejercicio del Poder

El “tapado” de México

Con especial observancia de una expresión política que durante muchos años se denominó "El tapado" a quien fuera el incógnito sucesor del presidente priista en turno, mi deferido amigo, JOSÉ ELÍAS ROMERO APIS, presidente de la Academia Mexicana, A.C., acaba de publicar un trabajo editorial denominado El ocaso del "tapado".

En él relata cómo en este mes de agosto se cumplirán 20 años de que los mexicanos votaron por "el último tapado", es decir, candidato del PRI a la presidencia de la República.

Si bien es cierto que los mexicanos menores de 38 años nunca han votado por un tapado, ya que VICENTE FOX y FELIPE CALDERÓN, no lo fueron; en esta ocasión permítaseme diferir respecto a que sea el último "tapado", yo lo llamaría, simplemente, el más reciente.

Lo anterior, ya que sin duda, el próximo "gran elector" de su sucesor como candidato a la titularidad del Poder Ejecutivo federal, será ENRIQUE PEÑA NIETO.

Durante los 70 años que tuvimos en el país un partido político de Estado, el presidente en turno monopolizó el poder al interior del Revolucionario Institucional –a excepción de ERNESTO ZEDILLO- quien en su mutilación marcó su "sana distancia" del PRI.

En cuanto a esto, el académico LUIS RUBIO afirma "el gobierno actual tiene un claro sentido de gobierno y de poder". Así, en relación, una expresión de uso común: "el poder no se presta ni se comparte, se ejerce".

Además, como refiriera el duque de Palma, GIUSEPPE TOMASI DI LAMPEDUSA, en la novela El Gatopardo: "Todo tuvo que cambiar para que siguiera igual".

En este contexto, una de las mujeres primeras que han escrito sobre temas políticos en México, ISABEL ARVIDE, en su libro Mis Presidentes, comenta: "En la nueva etapa de ENRIQUE PEÑA NIETO, algunos protocolos del poder, comunes en los años del priismo, han vuelto, con modificaciones que llevan su sello personal. Así, a ratos parece candidato y otras como mandatario más formal, pero siempre transmitiendo que es el dueño del balón, de las cubetas de cervezas y hasta del campo donde se juega el partido".

De esta manera, para los aspirantes queda la resignada espera a que el presidente anuncie a quien está dispuesto a transferir su poder.