Ejercicio del Poder

¿Nexos narco y terrorismo?

Una vez más funcionarios estadounidenses han referido acerca del nexo que existe entre los narcos mexicanos y el terrorismo islámico.

En esta ocasión fue el secretario de Estado de Estados Unidos, REX TILLERSON, quien el pasado jueves, al ser inquirido sobre si coincidía con la preocupación del secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, JOHN KELLY, por los supuestos vínculos entre las cárteles de tráfico de drogas mexicanos con agrupaciones terroristas, respondió: "Sí lo estoy".

Agregó: "Claramente vemos conexiones de estas actividades con organizaciones terroristas, incluido Daesh en Irak y Siria".

De esta forma ratificó el dicho de KELLY, quien había advertido del peligro de presuntos "lazos" con el terrorismo internacional que permitirían a los cárteles mexicanos realizar contrabando de estupefacientes y personas.

Esta no es la primera ocasión que el gobierno de EU refiere intranquilidad por los riesgos de una posible alianza entre cárteles como Los Zetas y terroristas como Al Qaeda.

Un informe de la Agencia Federal Antidrogas de Estados Unidos (DEA) de 2014 señalaba que el cártel de Sinaloa, en su política expansionista por Europa y África, habría entrado en contacto con las organizaciones Hezbollah y Al Qaeda.

En 2011, en un inventario de casos, Washington implica a México con terroristas islámicos, ello con referencia en el asunto del presunto y frustrado complot iraní que se orquestó, en septiembre de ese año, para asesinar al embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos, y en el que se investigó la participación de una agrupación criminal mexicana.

En 2009 la DEA examinó sobre el interés de los grupos terroristas para relacionarse con los grupos criminales mexicanos.

Antes, en 2008 quien fuera en ese momento jefe de Operaciones de Inteligencia de la DEA, MICHAEL BRAUN, afirmó que "grupos terroristas híbridos" como Hamas, Hezbollah, los Taliban, Al Qaeda y las FARC, "tienen una vinculación directa con los cárteles de la droga de Centro, Sudamérica y México".

No obstante lo citado líneas arriba, no hay una alianza explícita entre grupos de Medio Oriente con narcos mexicanos, la misma es una simple hipótesis.

México tiene notoriedad mediática e importancia geopolítica, el problema del narcotráfico está determinado por su vecindad con EU.

Pretextando desafíos a la seguridad nacional de su país, en su arraigado afán intervencionista, la DEA y la CIA buscan nuevos esquemas para avasallar.