Ejercicio del Poder

Elecciones, cita cívica

El próximo 4 de junio se realizarán elecciones en tres entidades federativas: Coahuila, Estado de México y Nayarit, se elegirá gobernador; en dos entidades: Coahuila y Nayarit se renovará congreso y, en tres: Coahuila, Nayarit y Veracruz, ayuntamientos.

En términos del padrón electoral, destaca el Estado de México un especial interés ya que concentra 11.3 millones de votantes viables de los de 85.5 millones a nivel nacional.

Es la entidad más poblada del país con uno de los presupuestos públicos más amplios de toda la República, significa contar con un recurso financiero de 737 millones de pesos diarios, por lo que es uno de los espacios electorales más atrayentes para todos los partidos políticos.

Además, el Estado de México es la cuna del presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, sumase a eso el que por primera vez está en juego el que ha sido el bastión del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por 88 años.

En este contexto, vale señalar que ninguna anterior contienda electoral –como la actual– ha estado tan manchada por una guerra sucia donde la hipocresía, mentira, calumnias, corrupción y el abuso han salido a relucir y, donde cada uno de los candidatos tiene que probar su inocencia y la culpabilidad del otro.

Tales pautas generan mayor descrédito, indignación, hartazgo y desánimo ciudadano hacia los partidos y los políticos.

Con este escenario complejo, aunado a la estadística del Instituto electoral estatal la cual señala que las tres últimas elecciones a gobernador del Estado de México, cinco de cada diez ciudadanos con credencial vigente no votó, muchos politólogos consideran que habrá alto abstencionismo.

Para poder cambiar tal perspectiva es forzoso que los candidatos a la gubernatura convenzan a los electores mexiquenses acudan a la cita cívica a emitir su sufragio valorando su mejor opción, para ello, tan solo tienen hasta el 31 de mayo.

Es relevante destacar que en estas elecciones tiene un gran valor el voto de las mujeres.

Según el último conteo del INEGI del 2015, en el Estado de México viven 8 millones 353,540 mujeres, frente a 7 millones 834,068 varones, es decir 51.6% respecto a 48.4% respectivamente.

Una peculiaridad de las mexiquenses es que son más participativas a la hora de ejercer el voto.

Los datos de las elecciones federales del 2009, 2012 y 2015 señalan que de los 11.3 millones de electores, el promedio de votación de las mujeres fue de 60.5%, casi 11 puntos más que los hombres.