Ejercicio del Poder

Violencia incrementa indignación

Señala un proverbio que "A río revuelto ganancia de pescadores". Lo anterior, en razón que los 43 estudiantes normalistas, que no aparecen, ha generado una reacción en cadena de indignación colectiva, protesta, paros, bloqueos; misma que parece desbordarse nacionalmente y que crece en el ámbito internacional conforme transcurren los días.

A partir del 30 de junio la perspectiva del país sufrió un proceso de descomposición.

Primero el caso de Tatlaya, en el Estado de México, donde al parecer miembros del Ejército Mexicano masacraron a 22 delincuentes, situación que atrajo los reflectores de la opinión pública internacional hacia nuestro país, por la presunta violación de los derechos humanos.

Segundo. El 26 de septiembre, asesinato de tres estudiantes por integrantes del cuerpo policíaco de Iguala, en el estado de Guerrero y, horas después, la incógnita sobre el paradero de 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos –supuestamente– por elementos de la policía municipal.

Este hecho que fue calificado por el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO como "inhumano y de barbarie" ha venido a evidenciar corrupción, complicidad e impunidad de diversos servidores públicos –fundamentalmente– de los gobiernos municipal y estatal guerrerense, con organizaciones criminales que operan en aquella entidad federativa.

Al válido reclamo de justicia por parte de los familiares de los 43 estudiantes de ayotzinapa desaparecidos se han sumado todo tipo de organizaciones civiles, que se han manifestado de distintas formas, en múltiples espacios del territorio nacional y en actitudes diferentes: tanto pacífica como violentamente.

Frente a esta delicada situación, mientras el des-gobernador de Guerrero ÁNGEL AGUIRRE RIVERO, afirma que su entidad está en calma y que no sucede nada, el presidente de México, ENRIQUE PEÑA NIETO, ha mostrado su preocupación por el reto que para el Estado mexicano representa el sensible caso de los estudiantes normalistas; finca su palabra y empeño para dar pronta solución.

A esta convulsión social habrá que sumar el aún no resuelto problema estudiantil del Politécnico Nacional.

En tanto esto sucede la presión nacional e internacional se incrementa. ¿Quiénes son los beneficiarios de esto?