Ejercicio del Poder

¡Salud!

Así como para el ser humano es sustancial gozar de buena salud que le permita el afán de lograr sus más altos propósitos; de igual manera, para el cuerpo social es trascendente su salud colectiva.

Desafortunadamente en México, la salud política, económica y social de su pueblo es muy endeble. Una suma de elementos aislados que no fueron atendidos en su momento, se acumularon y dieron un desenlace impensado.

Lo agobian, sobre todo: inseguridad, corrupción, impunidad y pobreza.

Sus síntomas se expresan en hartazgo, desconfianza e incertidumbre.

El diagnóstico es de alto riesgo: degradación del Estado de derecho y fractura social.

Por fortuna existe medicación: credibilidad, esperanza, participación política, disminución de los privilegios de la clase política, vigilancia y denuncia de los actos ilícitos en los que incurran las autoridades.

Por las condiciones señaladas, la prestigiada revista inglesa The Economist, en su publicación especial "El mundo en 2015", en la que hace previsiones sobre cómo enfrentarán los distintos países los próximos 12 meses, advierte que el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, afrontará un clima de descontento por la falta de liderazgo y la perturbación económica.

Pronosticó que habrá una mayor presión social para que el Presidente tome acciones en contra de la delincuencia organizada. "Habrá quejas en contra de la democracia. Turbulencia económica global", anticipó.

En el ámbito económico previó un panorama sombrío, debido a la caída en el precio del barril de la mezcla mexicana de exportación, lo que ya ha provocado una baja de 3.5 por ciento en los ingresos públicos por la venta del hidrocarburo.

Consideró que un factor que podría jugar a favor y en contra de México, es la recuperación económica de Estados Unidos que tendrá gasolina barata, mayor consumo e inversión empresarial pujante; sin embargo, un dólar más fuerte golpeará a la economía mexicana, ya que gran parte de sus importaciones –sobre todo del sector alimentos– provienen de este país.

Sin duda, el 2015 es año clave para la administración Peñista. Por ello, es urgente que los diversos servidores públicos eviten abusos y, privilegien la rectitud para obtener certidumbre.