Ejercicio del Poder

Reelección legislativa

Una vez más, la idea de la reelección, campea en el ánimo de los legisladores de San Lázaro. Hoy, en el marco del Pacto por México, se contempla la reelección legislativa.

Pese al hermetismo con el que han trabajado los integrantes de las mesas, es posible anticipar acuerdos respecto al tema en el que se plantea que tanto los diputados como los senadores podrán ser reelectos por la ciudadanía hasta por un periodo, de tres y seis años respectivamente.

Lo anterior, no obstante que, según una encuesta de Mitofsky, prácticamente 60 por ciento de los mexicanos se opone a que presidentes municipales, gobernadores, diputados, senadores y el Presidente de la República encabecen un periodo adicional al que ya ejercen.

Cabe aclarar que en 2011, cuando el Congreso de la Unión discutió la llamada “reforma política”, cerró el paso a la reelección consecutiva de legisladores.

Por otra parte, es importante señalar que la reelección de los diversos representantes populares como senadores, diputados federales y locales, así como presidentes municipales, ya existe; solamente que desde 1933 se prohibió que los legisladores puedan reelegirse de manera consecutiva.

Las argumentaciones, que sobre este tema invocan, están el que obtendrán mayor “profesionalización”, “aumentará la responsabilidad”, se “incitará un buen desempeño”, etcétera; sin embargo, todo esto puede lograrse sin que para ello, se lleve a cabo la reelección inmediata.

¿Cómo?, simplemente, si se incrementa la temporalidad de la representación popular.

No hay que olvidar que la ciudadanía está harta de ir de un proceso electoral a otro, la cuantía de los costos y gastos de cada elección, así como el recelo en los actores involucrados en la lucha por el poder público.