Ejercicio del Poder

Quimera 2013

Contrariamente a las descripciones que refieren a Quimera como aquel ser mítico que tenía el cuerpo de una cabra, los cuartos traseros de una serpiente o un dragón y la cabeza de un león, hasta las que afirmaban que tenía tres cabezas: una de león, otra de macho cabrío, que le salía del lomo, y la última de dragón, que nacía en la cola; en el mes dotado de las lunas más hermosas, encontramos la Quimera en Metepec, como aquello que se propone a la imaginación como posible o verdadero, aun no siéndolo.

En ese microcosmos del Estado de México, en un misticismo que entrecruza la entelequia europea y el ensueño de los pueblos originarios de México, se concibió como una seductora sirena cuyo torso emblemiza a la mujer indígena de belleza legendaria.

Ahí, arropada por recuerdos y tradiciones, promoviendo las más inesperadas emociones, con fino sentido del equilibrio, se despliega un festival cultural de exquisita sensibilidad que integra y fusiona música, danza, teatro, pintura, literatura y poesía.

Desde hace 23 años, del 11 al 20 de octubre, Metepec, al convocar para esas fechas a numerosos exponentes y talentos de múltiples disciplinas artísticas y heterogéneas geografías, va construyendo su ilustrativa biografía.

En los diversos espacios de ese Pueblo Mágico, como: iglesias, atrios, plazas, casonas y calles, el paseante -oscilando entre lo solemne y lo cotidiano, entre lo serio y lo festivo, entre lo reflexivo y lo irónico- va haciendo pequeños altos en el camino, permitiéndole recolectar y coleccionar lo lúdico y lo verdadero.

Con la humildad del iniciado; en un tal vez, con la esperanza; como fruto de ayeres y vivencias; la actual presidente municipal, CAROLINA MONROY DEL MAZO, va haciendo suya la trascendencia de logros, al consumar –como referente obligado– el Festival Internacional de Arte y Cultura Quimera Metepec.

En un regreso al círculo, con observación y disciplina, en el ver el yo en ti, de hacer lo no hecho; plasma este 2013 con 257 eventos.

Como conformación de muchas magias, con continúa sincronía; sin duda, ésta Quimera 2013 ha tenido y tendrá momentos emocionales que, como faros, iluminarán el alma eterna que aluna el tiempo y el espacio.