Ejercicio del Poder

Pueblos indígenas

Como un reconocimiento a su aportación al vasto acervo histórico y cultural de la humanidad, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) determinó, la fecha del 9 de agosto, como el espacio para conmemorar el Día Internacional de las Pueblos indígenas.

Las poblaciones indígenas del mundo, llamadas también "primeros pueblos", pueblos tribales, aborígenes y/o autóctonos, han heredado y legado, además, un rico patrimonio lingüístico.

A pesar de estas contribuciones que favorecen la cultura del mundo, los pueblos indígenas constituyen una de las agrupaciones más desfavorecidas.

Muchos de estas comunidades consideradas "primitivas, retrasadas e incivilizadas", han sido marginadas, por lo que se encuentran explotadas y excluidas de los procesos de toma de decisiones.

En muchos casos sus pobladores han sido asimilados por la fuerza y sometidos a represión, tortura y asesinato cuando levantan la voz en defensa de sus derechos.

Así, por miedo a la persecución, a menudo tienen que ocultar su identidad y abandonar su idioma y sus costumbres tradicionales.

En cuanto a nuestro país, resultante de un proceso histórico, nuestra instauración como nación se cimenta en una amplia diversidad étnica y, por tanto, gran riqueza lingüística como cultural.

Este patrimonio aún se mantiene con la presencia viva de cerca 7 millones de integrantes en los más de 68 pueblos originarios de México, hablantes de lenguas indígenas, con 364 variantes lingüísticas. Esto, a pesar de tres siglos que duró la colonización española donde fueron discriminados, estigmatizados y, los más de cien años de políticas educativas para castellanizar a las poblaciones nativas.

Congruente con esta realidad, el Estado mexicano, en 2001, en el Artículo 2º de nuestra Carta Magna asienta que la nación tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas.

En 2003 mandata el reconocimiento de las lenguas indígenas como nacionales con la misma validez que el español.

Y, por vez primera, para cerrar brechas de injusticia y desigualdad social, el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO determinó la inclusión de los indígenas en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.