Ejercicio del Poder

Osorio, actuar con firmeza

Semanas atrás, en este mismo sitio, referimos acerca de los diversos desasosiegos que aquejan al colectivo social mexicano, entre otros: inseguridad, corrupción, impunidad y pobreza.

Sus síntomas se expresan en hartazgo, incertidumbre y desconfianza.

Sobre ésta última, permítanme algunas reflexiones.

En cualquier sistema o régimen político la credibilidad forma parte esencial de la gobernabilidad.

Sin embargo, en nuestro país -por múltiples y diversas razones- la sociedad mexicana ha perdido la confianza en sus autoridades y representantes, de tal suerte que existe una crisis de credibilidad en el gobierno.

Así tenemos ahora, un desencuentro entre ciudadanos y gobernantes. ¿Por qué? Porque para el colectivo social -hasta el momento- ninguna autoridad ni partido atina a ofrecer una respuesta, una alternativa, una interlocución, una ruta de salida.

Ante el vandalismo, es imprescindible que se investigue y sancione las conductas delictivas de aquellos ciudadanos que han abusado del derecho de manifestación y a su amparo han cometido delitos como la destrucción de la propiedad privada y la pública, la privación de la libertad de otros ciudadanos, la agresión física y lesión de múltiples servidores públicos y, en el colmo de la impunidad, el homicidio de otros ciudadanos.

Al respecto, el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, ha reconocido el enojo social en razón que algunas autoridades, en los tres órdenes de gobierno, han consentido una serie de atropellos por parte de estos grupos.

Ha señalado, que "es obligación del Estado mexicano asegurar que las expresiones ciudadanas no sean secuestradas por quienes actúan por violencia y vandalismo".

Ha solicitado a policías, ministerios públicos, procuradores, fiscales, jueces y magistrados, poner su máximo empeño para que rija el imperio de la ley. No más vandalismo.

Sin embargo, tal parece que lo han dejado solo. Esto a pesar que el pasado jueves, el secretario de Gobernación, MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG, enfáticamente ofreció que "actuará el gobierno con toda firmeza contra infiltrados en el movimiento de los familiares de los normalistas de Ayotzinapa".

Esperemos le cumpla a México y al Presidente PEÑA.