Ejercicio del Poder

Mujeres, sector vulnerable

El pasado día 8 se conmemoró el 102 aniversario del Día Internacional de la Mujer, fecha en que se rinde un homenaje y se recapitula su lucha en pro de la igualdad, justicia, la paz y el desarrollo.

Aunque la situación de la mujer ha mejorado a través de los años, donde han venido ganando espacios y son cada vez más los ejemplos de éxito en los ramos político, empresarial y financiero, todavía son muchos los desafíos por vencer.

En prácticamente todo el mundo, en unos lugares más que en otros, las mujeres son víctimas de discriminación, explotación y violencia.

Según datos de la ONU de 2013, 70 por ciento de las mujeres a nivel mundial ha sufrido violencia física y/o sexual; el 55 por ciento de mujeres y niñas han sido víctimas de trabajos forzados.

Son un sector vulnerable que aún requiere políticas públicas para combatir maltrato, violencia, desigualdad, discriminación y exclusión.

En cuanto a las mujeres rurales, indígenas y campesinas, es preciso eliminar barreras socioculturales y económicas.

Según cifras en el último censo de 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se registra un total de 57 millones de mujeres, cuya esperanza se redujo en el último año de 79 a 75 años.

En cuanto al trabajo, 19 millones 379 mil 038 mujeres forman parte de la población económicamente activa. Sin embargo, una cifra mucho mayor rebasa a la población no económicamente activa con 25 millones 805,139.

De las mujeres que trabajan: 76 por ciento son empleadas, 6 por ciento laboran por su cuenta y 5 por ciento son obreras; su salario es menor al de los varones.

En la Ciudad de México más de 52 por ciento de los habitantes son mujeres; 30 por ciento de los hogares los encabezan ellas.

Por otra parte, cada mujer mexicana tiene entre 2 y 3 hijos en promedio y hay más de 30 millones de madres. El 5.3 millones de ellas son solteras, separadas o divorciadas. Asimismo, más de 77 mil niñas de 12 a 17 años de edad están casadas, lo que representa el 1.2 por ciento de la población.

El trabajo en pro de su bienestar, es obligado; deben otorgarse nuevas alternativas de seguridad, recreación, capacitación y empleo.

Sin duda, las más de 60 millones de mujeres mexicanas son parte crucial para el desarrollo del país.