Ejercicio del Poder

Michoacán: Operativo fallido


Ante los ataques en Michoacán, a la Policía Federal y al vicealmirante CARLOS MIGUEL SALAZAR, el procurador General de la República, JESÚS MURILLO KARAM, aseguró, el pasado 30 de julio, que "fueron para tratar de espantar a la autoridad", y que "el territorio de esa entidad federativa estaba recuperado por el Estado".

Agregó: "Hoy hay coordinación, hay un plan, hay toda una estrategia, sabemos cuáles son los propósitos de la ocupación de esta zona".

No obstante ello, el 27 de octubre, medio millón de michoacanos sufrieron la pérdida de energía eléctrica luego de una serie de ataques simultáneos a subestaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por parte de presuntos grupos del crimen organizado

Frente a esto, MURILLO KARAM, entrevistado al término de una reunión de procuradores del sureste del país que tuvo lugar en Cancún, Quintana Roo, en una exuberancia discursiva, aseguró que tales acciones se ocasionaron "precisamente por el rescate que se ha hecho de Michoacán, en el que se había perdido, incluso, el control territorial y que nosotros rescatamos ya y, eso puede verlo cualquiera que llegue" a esa entidad".

Por su parte, el reinstalado gobernador de Michoacán, FAUSTO VALLEJO, declaró: "Aquí no pasa nada, aquí ni la violencia ni la ingobernabilidad han abordado a la entidad".

Ante esto, cabe preguntar ¿No están ambos fantaseando una realidad que no les gusta y presentando un discurso público que no coincide con el contexto que experimentan y viven los michoacanos todos los días?

Ahora bien, si es verdad que el conflicto está focalizado en la Tierra Caliente, no obstante, podría extenderse de forma trágica a todo Michoacán. Por ello, el gobierno federal está preocupado, ya que el ofrecimiento del presidente ENRIQUE PEÑA, para salvar a Michoacán, se ha tornado en un "operativo fallido".

Luego entonces que, algunos de los responsables de dar adecuada respuesta al tema de la violencia michoacana, intenten bajar el perfil de la trama para posicionar otros asuntos; sin embargo, el desgobierno continúa en esa entidad y es papel nuestro, de los medios, recordarle a los mexicanos que este es un problema que no se ha resuelto.