Ejercicio del Poder

Justicia y ética

La reflexión individual, la inquietud intelectual y la preocupación colectiva, advierten que una de las tareas más sensibles que tiene pendiente el Estado mexicano, en torno a nuestra sociedad, es la relativa a la impartición de justicia de forma pronta y expedita; sobre todo, de manera ética.

Con el ánimo de vencer ese reto, y avanzar en la confianza y credibilidad de la sociedad en la impartición de justicia en la entidad mexiquense, el Consejo de la Judicatura instauró el Instituto de Promoción y Difusión de la Ética Judicial.

Para quienes ejercen la importante potestad de juzgar, esta institución reconoce la necesidad de contar con jueces humanos, profesionales, probos, honestos; congruentes, tanto en su vida pública como privada.

Con visión hacia el futuro, el actual presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, magistrado, doctor SERGIO JAVIER MEDINA PEÑALOZA, destaca la importancia de proporcionar a los juzgadores elementos para vislumbrar la repercusión de la disciplina ética en general, y en el servicio público judicial en particular.

En ese contexto se enfatiza la conducta ética como instrumento esencial en el ejercicio de la función jurisdiccional.

Lo anterior sirve de freno a comportamientos negativos o desviados que son nocivos en el servicio público judicial y, por otro, refuerza los valores y actitudes positivas de los juzgadores, contribuyendo así a la calidad moral de los impartidores de justicia y de la Institución a la que sirven.

Conforme a ello, el pasado 11 de abril, se llevó a cabo el segundo curso- taller "Ética y Servicio Público", respaldado por el magistrado en retiro doctor ALFONSO VELÁZQUEZ ESTRADA, director general del Instituto de Promoción y Difusión de la ética Judicial.

Al resaltar la jerarquía del curso, señaló que "el Consejo de la Judicatura, consciente de la necesidad de proponer acciones de carácter preventivo, frente a las conductas indebidas de algunos servidores públicos judiciales en el ejercicio de sus funciones, fomenta la responsabilidad, la independencia, imparcialidad, objetividad, profesionalismo y la excelencia de sus líderes, en cada una de las tareas encomendadas".