Ejercicio del Poder

Francia, de nuevo enlutada

Francia nuevamente enlutada por un golpe terrorista.

Más de 80 muertos y dos centenas de heridos ha sido el saldo provisional del Gobierno francés, los cuales fueron embestidos por un camión lanzado como misil a lo largo de casi dos kilómetros contra una multitud que celebraba en Niza, la conmemoración del 14 de julio, fiesta nacional francesa.

Esta nación fue golpeada y masacrada en su fecha más sensible, el día festivo de la Toma de la Bastilla, símbolo de la libertad.

Adicionalmente, el fondo del ataque tiene especial motivo: la muestra francesa de unidad en torno a sus fuerzas armadas, hoy involucradas en los frentes de Oriente Próximo y África para combatir a los yihadistas.

Ante la pregunta, ¿Por qué Niza? Existen varias razones.

Esta ciudad es calificada como la antigua perla de laBelle Epoque y la expresión contemporánea del lujo.

Tiene una posición estratégica en el límite franco-italiano. "Es una ciudad mundialmente conocida y una de las más bellas del planeta", aseguró el presidente francés HOLLANDE.

Su proyección turística foránea es de cuatro millones de visitantes anuales. Es decir, el ataque fue realizado en un símbolo mayúsculo de la industria turística francesa.

A manera de afirmación, intimidar forma parte de las intenciones del cruel atentado.

A parte de ello, Niza ha sido puerto de salida de un centenar de habitantes quienes decidieron alistarse como combatientes en el Estado Islámico (EI) con la intención de volver.

La sigla ISIS, o EI en español, corresponde al Estado Islámico. Se formó en 1999 bajo el nombre de "Organización del monoteísmo y la yihad".

Su origen se dio en Jordania, tras la invasión de Irak por parte de Estados Unidos en 2003, el grupo expandió sus acciones a ese país, convirtiéndose en su centro de operaciones.

Se adjudica la autoridad religiosa por sobre todos los musulmanes en el mundo y aspira a controlar políticamente a la mayoría de las regiones de Medio Oriente habitadas por musulmanes.

Su extremismo, brutalidad de métodos y notoria irritabilidad, motivaron que incluso Al-Qaeda, la organización terrorista más conocida y antiguamente liderada por OSAMA BIN LADEN, rompiera vínculos con ella.