Ejercicio del Poder

103 Aniversario

El próximo miércoles 20 se cumplirá el 103 aniversario del inicio de la gesta revolucionaria más importante del Siglo XX, la Revolución Mexicana.

Hacia finales del Siglo XIX, el problema de la inequitativa distribución de tierras y el sistema hacendario resultante, fue la auténtica llaga que desangraba al país.

Sin embargo, no era la única cuestión. Los sectores dinámicos de la economía, el petróleo, los ferrocarriles, el comercio exterior, la banca estaban en manos de empresas extranjeras.

Una gruesa parte de los excedentes producidos en estas actividades eran repatriados hacia Estados Unidos, Alemania, Francia e Inglaterra, dejando a México una menor parte con la que no se podía emprender ninguna inversión pública significativa.

De este modo, se habían formado economías de enclave que succionaban a México sus recursos vitales, sin la posibilidad que se pudiera generar desarrollo alguno.

En el ámbito social, México -como todas las sociedades latinoamericanas- era una comunidad de castas, heredera de la colonia. En la base de la pirámide social, la inmensa mayoría nativa que vivía fundamentalmente en el campo como fuerza de trabajo de las haciendas.

En las ciudades, estaban los mestizos en profesiones libres o como empleados en instituciones públicas y/o privadas. La casta criolla blanca se ubicaba en los cargos jerárquicos del estado, viviendo larvariamente en las ciudades del trabajo de sus peones.

Era una sociedad profundamente racista que despreciaba no sólo a los nativos, sino a toda la cultura originaria y, en cambio, vivía admirando a las metrópolis de Europa y Estados Unidos, deseando asimilarse a esas culturas por todos los modos posibles.

Estas difíciles condiciones socio-económicas de la gran mayoría del pueblo de México, implicaron el anhelo de justicia y democracia, mismas que originaron el choque armado.

Los revolucionarios de 1910 al ejecutar un proceso de transformaciones jurídicas con innovaciones e implicaciones sociales, se convirtieron en sumario innovador en las luchas sociales de Rusia y América Latina.

No obstante ello, el aniversario de esta gran revolución social que prestigió a México, no tendrá ni pastel ni desfile. M