DEL VERBO SER

Cómo experimento mi experiencia

Es muy probable que la mayoría de los seres humanos no estemos realmente conscientes de como fuimos “lanzados a este mundo” y como la sociedad (“la corriente”) nos ha programado a comportarnos de una forma de ser en la que estamos alineados a lo que es aceptado y a lo que no.  Somos absorbidos por paradigmas de bien-mal, positivo-negativo, y eso nos permite mantenernos en estado de confort buscando siempre respuestas que aparentemente “producen” control y poder.

Bajo este esquema de vivir buscando respuestas basadas en juicio de valor y lucir bien, es como el ser humano deja una válvula de alivio a compromisos declarados para crear con ello la razón que justifique nuestros resultados y nuestras decisiones; encuentra el modo de evadir pararse responsable de los resultados obtenidos y objeta, en la mayoría de los casos, que la vida ocurre no dejando alternativa para elegir, por lo que los resultados se tienen son como consecuencia de las circunstancias.Parece un texto con toque filosófico; en realidad sería muy osado de mi parte pretender hacer una ponencia de Martin Heidegger respecto de cómo explica el Daseiny al Ser dentro de; y no ciertamente no, estoy muy lejos de ello.

Sin embargo lo que quiero dejar como idea para Usted estimado lector, es que experimento por un lado la emoción de que esta “tan en nuestras manos”en Ser creadores de todas las posibilidades de elegir a voluntad y con una declaración detallada de alcance y fecha.  Experimento el pensamiento de erradicar (y ser fuente de ello) la supervivencia con la que viven muchas personas en la obsesión de mantenerseen “la corriente” teniendo la razón y el control; y que experimento la sensación de que es factible apoyar a la gente adquirir conciencia de nuevas posibilidades para sus vidas y de qué forma tomar acción para hacer que ocurran.  Experimento el sentimiento de alegría de que esta ciudad y sus ciudadanos han creado algo para ponerlo en estrategia y compromiso de resultados…..es una experiencia que hace vibrar el cuerpo cuando se percibe la participación ciudadana.Mi comentario va encaminado a que un grupo de ciudadanos finalmente pone en evidencia que es posible sacudirse ese aletargamiento de creer que somos víctimas de nuestras circunstancias y se lanzan a producir los resultados que están comprometidos a crear.  

Creo que la agrupación Tamaulipas por la Paz que está en proceso de constituirse como ONG, tiene en principio una vocación genuina y emanada del hartazgo, la zozobra, el disimulo informativo y la rebasada estrategia y programas de seguridad del gobierno Estatal sin que ninguno de los niveles de gobierno se paren responsables de lo que está ocurriendo; y lo que hoy ponen en acción estos ciudadanos es mandar el mensaje de que tenemos el poder de elegir lo que queremos que ocurra.Pienso que es un fenómeno alentador el que un grupo de personas que se han decidido a ser fuente de lo que quieren, no lo que “la corriente” les ofrece.  Seguramente muchos de ellos saben que pararse en esta conversación pública de Paz para Tamaulipas puede traer precios; sin embargo creo están claros que están comprometidos a enrolar a muchos más de las 5mil personas que estarán en esta marcha para hacer un movimiento tal que convierta en una masa cuántica que pueda crear giros sorprendentes en todos los ciudadanos de estas 3 ciudades y que creemos una generación  inspirada en la posibilidad, en el compromiso y la acción.Pienso que todos estarán expuestos a los rizos embrujados de Medusa disfrazada de “la corriente” y manifestada en el lucir bien, vanidad, soborno o tráfico de influencia provocada por la sobre exposición pública.  La delgada lamina de los valores de integridad y congruencia se pondrán a prueba para todos los participantes.  Soy de la idea de que las figuras públicas tienen el derecho como ciudadano de participar pero de manera discreta como lo haría cualquier otro marchista y si es sorprendido haciendo lo político en vez de lo cívico y hay pruebas, pues simplemente exhibirlo; pero pienso que este movimiento es incluyente de todos los ciudadanos sin distinción y estoy de acuerdo que no debe ser usado para fines y proyectos que no sean la demanda de Paz. 

Estamos tan hartos que hoy veo la posibilidad de erradicar también la frase de “calladito me veo más bonito” porque hemos experimentado que el callar es sinónimo de apatía y de silenciosa complicidad.  Veo que despiertan ciudadanos a crear la posibilidad de sostener un principio de pertenencia e identidad a esta ciudad y nuestras vidas presentes y futuras; veo que se despierta un genuino deseo de pararnos responsables de lo que hemos contribuido para que las cosas estén como están; veo que este despertar de la conciencia ciudadana nos pone en la opción de elegir por una sociedad que tiene valor y tiene claro su compromiso de regresar a las futuras generaciones los espacios que a nosotros, hoy padres nos entregaron.En este sentido confío y declaro que quienes hoy conforman esta asociación tienen como compromiso el enrolar a los 300mil habitantes de esta ciudad y los casi 600mil de la zona conurbada a estar alineados en el mismo deseo de Paz y en el mismo sentido de participar decididamente en ser fuente de ella; declaro que tendrán la capacidad de plantarse en esa tarea y no dejarse influenciar por  “la corriente” y no usar la causa para otra que no sea el crear Paz, sentido de pertenencia y abundancia para esta zona y sobre todo para dejar evidencia clara y contundente que la voluntad del pueblo es al final del día la esencia de la soberanía de un país y que tiene la facultad de confrontar a sus gobernantes en su desempeño y resultados.

Ojalá todos como sociedad estemos alineados a esta idea y participemos activamente y sin velos, incluso invito a las plumas editoriales cobijadas en el presupuesto de gobierno que pueden elegir hoy ser fuente creadora en vez de ser fuente de distorsión de un movimiento que ocupó 5 años para crearse, que hoy se sientan parte y muevan a más ciudadanos a pararse en esta convocatoria a través de sus columnas.