DEL VERBO SER

Transformación global

En Enero de 1974 en San Francisco California nació una empresa de nombre Life Spring con la idea de producir entrenamientos que permitieran apoyar a seres humanos a desarrollar habilidades para potenciar sus capacidades y sus resultados de vida. Después de 40 años, más de 4 millones de personas en diferentes países hemos tomado estos talleres y la declaración es ir por todos los países del mundo.Y ¿porque?, ¿que tienen de particular estos talleres que puedan ser de beneficio a la humanidad?.  Partiendo de la postura más reconocida de lo que establece el filósofo alemán Martin Heidegger respecto a cómo el ser es arrojado al mundo, el ser humano somos entes que estamos atrapados desde nuestra concepción en el ámbito de la cultura y estructura social que norma nuestra conducta, formas de ser y nuestros pensamientos (ego), lo que produce seres que él llama inauténticos.

En palabras simples, el ser humano de manera natural somos moldeados y operamos movidos en la mayoría de las veces por circunstancias preestablecidas por la “corriente” o por la “sociedad” o por el “cómo deben ser las cosas” y no por la determinación de una voluntad propia.  Todo esto sin contar que la programación a la que estamos expuestos hacia el seno familiar y la serie de interpretaciones que damos a los eventos históricos familiares y personales que terminan por conformar un cuadro de anclas y barreras que limitan el gran potencial que cada uno de nosotros tenemos.Esto, es precisamente lo que los entrenamientos de Transformación busca: Erradicar la supervivencia en la que viven los seres humanos del planeta; propone un mundo con seres humanos creando conversaciones de posibilidad todo el tiempo.

Estos entrenamientos presentan la oportunidad de hacer conciencia de que la interpretación de eventos del pasado y las evidencias emocionales producto de la forma en la que fuimos moldeados por la sociedad (el “Dasein” como lo llama Heidegger), han jugado como barreras y conversaciones limitantes en todos los ámbitos de nuestra vida, y que es factible entrenarse para verlas, enfrentarlas, confrontarlas y atravesarlas.¿Qué es lo que ocurre cuando se tiene conciencia de nuestras conversaciones limitantes?; POSIBILIDAD Y LIBERTAD.

Se abre el mundo de la posibilidad, de la libertad de elegir, de tomar riesgos, de vivir una vida extraordinaria en un mundo donde el juego es declarar futuros imposibles sin evidencia.  Se desarrollan hábitos de girar a conversaciones poderosas y formas de ser irrazonables que nos mueven a declarar metas divertidas en el ámbito de lo imposible. Se inventa que todo está al alcance con urgencia, pasión y compromiso sin importar cuan remoto parezca.  Se aprende a usar los resultados como un entrenador leal, honesto y confrontativo para preguntarnos ¿qué falta de mí?, antes de hacer un juicio de ¿qué está mal? y con ello hacer los ajustes que requiera nuestro proyecto, replantear la estrategia y tomar acciones congruentes con un compromiso al nivel de nuestra declaración. 

La zona conurbada del sur de Tamaulipas no ha quedado al margen; al día de hoy, poco más de 200 personas han tomado estos talleres aquí en Tampico como parte de una iniciativa de tampiqueños que se entrenaron con John Hanley, la misma persona que hace 40 años inició esta tecnología y que hoy más que graduados, como socios de la transformación ponen al servicio y en contribución de nuestras comunidades para mover, tocar e inspirar, y apoyarlos a descubrir la nueva conversación de posibilidad que está disponible para generar giros insospechados en sus capacidades creadoras, en la sostenibilidad de sus acciones para tomar riesgos de declarar una vida extraordinaria y con ello hacer realidad lo imposible.Vivir en la conversación de transformación es crear y recrear constantemente una visión poderosa propia, serla, vivirla y compartirla; porque al compartirla se ES enrolamiento y es la manera en la que se pone en acción la transformación misma.

Cumplo un año de participar en esta casa editora mis pensamientos y mi visión respecto a SER y he estado y estoy comprometido junto con mi esposa María Elena a contribuir en el despertar de la conciencia de nuestra comunidad y a ser fuente y socio de la transformación global para Tampico, Madero, Altamira, nuestro Estado, México y el Mundo…….¿te enrola esto lo suficiente para abrirte a la posibilidad?