DEL VERBO SER

Paul Harris y Rotary están tristes

El Club Rotario de Tampico apadrinando a algunos distinguidos miembros en los que recuerdo a Jack Fleishman, Rodolfo Castañeda Zúñiga, Malcom Stephen, mi papá Felix Villaseñor y otros, todos idos y queridos, fundaron el Club Rotario Tampico Norte en el que la década de los 90´s yo pertenecí como el primer miembro de segunda generación.

Hoy Rotary International creo es la organización de servicio más grande del mundo representados en más de 200 países y con un número mayor de 6,000 clubes que se reúnen semanalmente para planificar proyectos de servicio, debatir temas locales y globales, y disfrutar del compañerismo. Los clubes son entidades aconfesionales y apolíticas, abiertas a todas las razas, culturas y credos.  Las acciones de Rotary en el mundo han creado esquemas de participación social que han influenciado a otros muchos movimientos que han desarrollado bienestar y desarrollo desinteresado y con una clara idea de hacer y SER un mundo mejor.

Tampico además de ser una ciudad como muchas del mundo que tiene un nutrido número de clubes (7 para una población de 300 mil es alto porcentaje) tiene en sus anales haber tenido el primer presidente de Rotary Internacional en la persona de Tom Sutton en 1928-29, el Dr. Carlos Canseco en 1984-85 y sin duda uno de los pocos clubes conformados por damas que rompe el paradigma misógino que por muchos años fue estigma de Rotary.

Paul Harris y sus amigos fundadores, como todos los que han participado en esta organización pueden estar orgullosos y satisfechos de los logros obtenidos y haber elevado la vara del compromiso y la participación social, sin embargo podrán estar tristes también de que Tampico, si bien tiene antecedentes históricos dignos de obrar en los anales de Rotary, agrega hoy uno del que puede sentirse avergonzado al darse el evento de una votación de sus integrantes para destituir a una presidenta en funciones por haber invitado y promovido una comida charla con la ex Primera Dama del país Margarita Zavala, que habló en el ámbito del día Internacional de la Mujer, por considerar el evento como un acto político.

Espero, realmente espero que esta prestigiada organización de servicio internacional revise la decisión de este club y revisetambién de donde realmente proviene esta iniciativa que a mi parecer va en contra de la mística y naturaleza de Rotary Internacional.