VENTANA ABIERTA

¿Hay tradición teatral en Torreón? I

Desde los atentados de las Torres Gemelas de Nueva York en septiembre del 2001, en muchos países, la prioridad convenida a la seguridad nacional se ha estado utilizando como una excusa para restringir los derechos y libertades de las personas, mientras que la asignación que requieren otras acciones conjuntas para solucionar grandes problemas, como la pobreza, la hambruna, el ultraje ecológico y la educación, han perdido su impulso.
Claro que no existen soluciones simples, pero se puede evitar una desesperanza inútil e improductiva. Los problemas que enfrentamos son generados por seres humanos, lo que significa que tiene que haber una solución humana para superarlos mientras que no nos demos por vencidos y abriguemos la convicción de que se encontrarán soluciones para las grandes dificultades que nos agobian e inquietan.
Es preciso promover el diálogo, como objetivo esencial, en su forma más plena. El diálogo sincero, de vida a vida, que es la esencia del ser humano, comunicándonos sin hipocresía. Difundir el diálogo y su onda expansiva para manifestar su potencial generador del cambio con valores capaces de orientar las fuerzas del fanatismo, la violencia y el dogmatismo hacia una perspectiva más cultivada y humanista. El teatro promueve constantemente esos valores: trabajo en equipo, solidaridad y participación ciudadana, toma de conciencia de nuestra propia naturaleza porque nos pone un espejo en donde podemos mirarnos y así reconocernos a nosotros mismos. El teatro no ha llegado a ser una verdadera tradición en nuestra Comarca, tradición que le garantice la supervivencia económica, pues no es ni ha sido espectáculo favorito del público y mucho menos de las instituciones privadas o municipales de la Región, por lo que no se pueden esperar milagros en este rubro para el futuro. El público de teatro, es un público restringido.
Existe el criterio equivocado de que el teatro experimental es un teatro no comercial: un teatro que se regala o se vende muy barato. Es al revés, el teatro experimental, para realizarse, necesita la mejor gente, la más capacitada, la más comprometida, por lo que es injusto considerarlo menos profesional.


lonxedaterra@hotmail.com