VENTANA ABIERTA

Los talleres de teatro locales III

A un taller de teatro deberían acercarse personas de todas las edades, de diversa índole, sin embargo, predomina la presencia de los jóvenes, donde  lo único que deberían tener en común es el talento y la posibilidad de mejorarlo. Sin embargo, no es así. La mayoría quieren irse por lo fácil, llegar a ser famosos, aunque tengan que vender su alma al diablo.
El taller debe ser un laboratorio en donde los actores practiquen los elementos de su oficio, lejos de pretensiones de fama y popularidad con las que sueñan muchos de ellos; donde puedan descubrir no sólo que valen sino realmente  lo que también son capaces de hacer con su valía. Para esto, el maestro de actuación debe tener una idea muy clara  de la clase de realidad a la que los actores se enfrentarán.
 El mejor taller de teatro es aquel que trata de mostrar a los alumnos la naturaleza de su propio  “instrumento” en particular, es decir, su cuerpo su espíritu y su mente, de forma que él pueda desarrollar una técnica para utilizar y controlar sus recursos personales que le evitarán estancarse por las dificultades cuando estas se presenten.  Esta forma de trabajo consistente, persistente, duro, da resultados con  un fin positivo que mantiene al taller vivo y fructífero durante el tiempo que se practica,  que hace de la enseñanza un lugar de esperanza y no de decepción.
El taller  debe otorgar aprendizaje, ánimo  y valor a los miembros a responsabilizarse  y disciplinarse. Su pervivencia  durante años, atestigua la eficacia de tal manera de concebirlo, pero, ¿Qué hacer? ¿Hacia dónde encaminarnos? ¿Cómo enfrentar la formación de maestros de teatro?  ¿Cómo detectar la vocación por el teatro? Se necesita generosidad para poder actuar y enseñar actuación y esto sólo lo da la verdadera vocación.
 Aquí nos tocó vivir, aquí hay que trabajar  porque sólo el esfuerzo es lo que da resultados. Hay que buscar formas de comunicación entre todos, creadores y promotores, sociedad civil e instituciones y recordar que el único trabajo que da consecuencias auténticas,  positivas y  tangibles, es cuando se hace en equipo.


lonxedaterra@hotmail.com