VENTANA ABIERTA

El optimismo en el trabajo

El trabajo y las relaciones que entablamos en él son una circunstancia importante de nuestra lucha cotidiana para obtener discernimiento y madurez. De alguna manera, los asuntos de la vida y el trabajo son el terreno en donde ponemos a prueba nuestra experiencia. La cuestión es distinguir lo que hacemos para ganarnos la vida del cómo lo hacemos y si nos sentimos útiles y encontramos un significado a nuestro trabajo.El trabajo ideal sería, por lo menos para su servidor,  el que a uno le guste desempeñar, que contribuya a que esta sociedad sea mejor y que otorgue un sueldo para mantenerse  día a día, con un mínimo de seguridad financiera. Suena chido, pero pocas veces se consigue. Pocos pueden encontrar el trabajo ideal desde el principio. Hay quienes tienen un trabajo que les gusta, pero que no les permite vivir de él; o está bien pagado, pero lo aborrecen.He llegado a la conclusión que para encontrarse contento en el trabajo las tres cosas  más importantes son la ubicación, la actitud y la disposición para crear o participar en un equipo en armonía. Para todo esto, la sabiduría, el respeto al conocimiento, el tacto y la verdad, son ingredientes necesarios para dar resultados.El meollo del asunto, por lo menos en mi chamba, es cómo fomentar la expresión creativa del individuo, cómo proveer de herramientas a los compañeros y el entorno para la renovación del espíritu, la alegría y la creación. Trabajar en la cultura es adentrarse a explorar el espíritu propio y el ajeno. Es el proceso de intervenir en los asuntos creativos de los otros con la sincera esperanza de mejorar, por medio del arte, sus vidas.Con una brillante idea como telón de fondo de querer cambiar el mundo, antes  debemos cambiar nosotros mismos. Una vez que deje uno de quejarse, más no de cuestionar, podemos ejercer una influencia continua en la gente que nos rodea y, como un efecto dominó, podemos ejercer una positiva influencia en las personas que nos rodean. Sería lo correcto. 


lonxedaterra@hotmail.com