VENTANA ABIERTA

Reflexión en el Día Internacional del Teatro 2015

Vencer las dificultades para levantar un proyecto teatral en Torreón y su posterior estreno con  mini temporada incluida, es una quimera, una pesadilla guajira, un acto de amor y heroísmo. La inexistencia del menor interés en La Comarca por parte de las instituciones de cultura,  que sin un presupuesto decente para el teatro,  añadido a la carencia de  empresarios que se arriesguen a financiar un montaje, hace que los espacios  con sus butacas estén vacíos o abastecidos por eventos foráneos o por actividades que nada tienen relación con las artes escénicas. 

Las puestas en escena locales que logran representarse son tan escasas que debería avergonzarnos e indignarnos a todos los que estamos interesados en sacar del colapso en el que se encuentra el teatro local. Esta situación  en Torreón es muy compleja y  contradictoria.

Además, hay carencia de grupos con calidad, experiencia, años y repertorio que puedan compensar el riesgo económico que conlleva participar en una co-producción entre instituciones públicas y el sector privado.  

Ambas, generalmente,  tienen con respecto al teatro local, mentalidad mercenaria. 

¿Hay compañías estables con trayectoria de temporadas en los teatros de la comarca, con repertorio de calidad, que reúna los méritos suficientes como para compensar la inversión y generar públicos?Necesitamos directores de las instituciones de cultura y promotores  culturales comprometidos y verdaderamente profesionales.

La complacencia que manifiestan gran parte de los teatristas locales para declarar su inconformidad, denunciar, exigir espacios y capacitación, ha generado que los funcionari@s de cultura, bien “contentotes” en su silla gestatoria, ni siquiera se planteen que chingados está pasando con las artes escénicas de La Laguna. Pareciera que solamente las artes visuales y la literatura tienen futuro y apoyo institucional y privado.

El dramaturgo Norteamericano Arthur Miller, nos legó esta frase que  dice: “El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma”.Es preciso presionar a fondo, exigir más recursos  y capacitación especializada para todos, (teatristas y funcionarios de cultura), diagnósticos certeros para aplicar una terapia intensiva al teatro que agoniza en la Región.  


lonxedaterra@hotmail.com