VENTANA ABIERTA

Recordando a Guillermina Bravo

Se ha ido Guillermina Bravo, por ello, llora la danza mexicana, sus familiares, sus amigos y la cultura de nuestro país.
Cuando llegué expulsado de España en 1977, Guillermina Bravo y Rosenda Monteros me acogieron en su casa de la calle de Río Amazonas, en la col. Cuauhtémoc del D.F., me tendieron la mano generosa de su amistad,  me presentaron a Josefina Vicens, y mientras realizaron en ese tiempo un viaje por África y por Europa, “la peque”,  me estimuló a asistir al taller de escritores de cine.  Al regreso de su “tour” me invitaron a participar en el proyecto de “La ópera de a 3 centavos” de Brecht. Rosenda, como productora, me ofreció ser  asistente de dirección de Marta Luna primero, y ya cerca del estreno, por la baja de un actor, debuté como actor profesional. Esta situación, me permitió acercarme más a Guillermina, quien en un tiempo record, me colocó, con el rigor y la disciplina que la caracterizaba, en las coreografías en las que mis dos personajes intervenían. Para vencer mis inseguridades y miedos que tenía en mi  imaginación, la “bruja” me decía que la única manera de quitarlos era enfrentarse con la realidad, ser esforzado e investigar como son las cosas.
Fui muy afortunado por participar en ese maravilloso montaje con todo un equipazo de profesionales del teatro mexicano.
Hubo un tiempo en que la bailarina y coreógrafa estuvo muy influenciada por el dramaturgo alemán Bertolt Brecht.
Decía que la danza didáctica es para hacer al público entender algunas cosas que ella, como artista, quería hacerle entender.
Fue nacionalista en la época del Presidente Lázaro Cárdenas cuando el nacionalismo redescubrió al indígena; época cuando la moralina mexicana no quería ver ese tipo de danza.
También fue una persona apasionadamente de izquierda, progresista, lúcida como pocas, valiente y solidaria hasta su muerte.
La última vez que estuvimos juntos Esteban y yo con Guillermina y Rosenda, fue en su casa de Río Nazas, en la ciudad de México, durante  la cena de noche vieja del 2008.
 Con amor y admiración, descanse en paz. 


loxendaterra@hotmail.com