VENTANA ABIERTA

¿Problema generacional?

En estos tiempos que corren escucho decir en reuniones, que los jóvenes de ahora solo piensan en asuntos superficiales, en distraerse  y que el futuro es poco alentador por la insuficiente participación de estos en la construcción de la  sociedad. Pienso que lo que sucede es que hay siempre la tendencia a atribuirlo todo a las generaciones: “los viejos”, y “los jóvenes”, sin entender que ese asunto no es un problema de edad cronológica, ( aunque los años condicionan, indudablemente ciertos aspectos pero no precisamente  la concepción del mundo), porque hay jóvenes estúpidos y jóvenes inteligentes, jóvenes fascistas -ese fascismo que vemos cada vez más a nivel global- y jóvenes que trabajan y participan en lo que ahora llamamos ciudadanía.

Ese problema de las generaciones impregna la ideología arbitraria y lo manejan así muchos en nombre de un pensamiento provocador. El supuesto problema generacional se solucionará cuando jóvenes y viejos tengan una misma concepción del mundo y se integren en un mismo proyecto. Por el contrario,  sus distintas edades y experiencias permiten trabajar con mayor efectividad y riqueza aprovechando al máximo las distintas capacidades y energía. Cuando el diálogo entre las generaciones  se lleva a cabo sinceramente por ambas partes, el pensamiento progresa y se avanza.

Una buena receta, al fin médico el que esto suscribe, es que tanto adultos como jóvenes, trabajen en lo que les gusta – no siempre se puede trabajar en lo que uno quiere- no ponerse límites, ni fronteras; acercarse al arte, al conocimiento y la ciencia. El arte y la ciencia deben ser libres, trabajosamente libres, comprometidamente libres, temas en ellos que investigar que irremediablemente  desembocan en una toma de conciencia. 

Si no participamos  adultos y jóvenes vivamente de las cosas que están ocurriendo en nuestra comunidad, se corre el peligro de anquilosarse y convertirse en un predicador que da consejos. Pensar y repensar los mayores, pero siempre con el contraste necesario de los jóvenes,  para tener una referencia en común y saber donde hay que rectificar y corregir. Intercambiar puntos de vista. Todas las personas tenemos mucho que aprender y también algo que enseñar. 


lonxedaterra@hotmail.com