VENTANA ABIERTA

Día Internacional de la Mujer

A veces pienso que sin duda, las mujeres avanzan, tienen mejor desarrollo, más respeto, más dignidad y también más oportunidades de las que podían tener las muchachas de otras  épocas o lugares. Pienso y me pregunto  si las mujeres, mis alumnas de teatro,  avanzan por el camino correcto.

¿Qué tienen que enfrentar para poder continuar con lo que verdaderamente les gusta, en este caso, la actuación? Su enemigo peor, es, más que nunca, esta sociedad machista, deshumanizada e individualista.Poco a poco, se ha dado  énfasis a los aspectos negativos de lo supuestamente femenino: ante una pareja que no le gusta que se dedique a otra cosa que no sean las tareas del hogar,  la mujer se  ha vuelto pasiva y apenas creadora e inmóvil;  sumisa, melodramática, chantajista, inconstante y voluble.

Pareciera como si su pareja  hubiese  inventado las malas  mañas que hicieron  de su mujer la personificación de la subordinación y  de la castración.

Otras, tal vez  más valientes, hartas, decidieron separarse o aceptar seguir al esposo.

Alguna,  más sabia quizá, aprovecha de las circunstancias que generan determinados sistemas de educación religiosa  que afecta más a la inteligencia masculina con la que vive y a la que intenta manipular.

No es extraño que la mujer exija igualdad Y no porque su  inteligencia  haya aumentado, ni falta que le hace, sino porque se ha empobrecido enormemente la del hombre. Y porque la humanidad, de una manera casi filial, diría yo, instintiva y hoy muy justificada, confía más en la mujer.

De ahí que las mujeres importantes, no persigan una estricta igualdad ni en la esencia ni en la apariencia. Miran con discernimiento e imaginación al futuro y, como otras muchas, conocen su misión y su rango, mientras que el hombre, hasta en lo más inmediato, vacila y se confunde.

Las mujeres de ahora, las pensantes y congruentes, saben que todas pueden hacer trabajos semejantes, con enfoques más o menos distintos, sin que aspiren a sustituir al hombre o actuar como él. Por ello, todos los días del año, deberían ser el “día internacional  de la mujer”. Felicidades. 


lonxedaterra@hotmail.com