VENTANA ABIERTA

Derechos y sexualidad

La lucha por la liberación sexual se ha convertido, así, en muchas ciudades de México, en un desafío a la autoridad, un desafío que transgrede lo meramente sexual para cuestionar a la autoridad misma.
¿Se imaginaban hace no muchos años en Coahuila una mesa de discusión entre   lesbianas, homosexuales, transexuales y transgéneros como la ocurrida en días pasados en un espacio público en la capital de nuestro Estado? claro que no.
La represión sexual del entorno me hace plantear, al menos, cuatro aspectos que son muy esclarecedores:
- El primero es la conciencia opaca que existe de la represión sexual en la mayoría de la gente, sobre todo heterosexual, que no se siente reprimida, aunque de hecho lo está.
-Por otro lado está  todo el problema de la enajenación de la mujer; el de convertirla en un objeto sexual de satisfacción del macho.
 -Después viene la represión pedagógica de los jóvenes en el aspecto sexual, como elemento esencial para enseñar y adiestrar en el sistema social que se pretende que la gente acepte.
-En cuarto lugar existe el problema de la represión de los grupos que se alejan del fin reproductor y de todas las normas morales de la sexualidad, especialmente  los homosexuales, a los cuales no solo se les reprime, sino que además se los margina.
 En este sentido una de las cosas importantes sería llegar a elaborar, analizar y estructurar la cuestión sexual con el resto de las situaciones que pertenecen a la liberación  de la vida cotidiana, que la gente entienda que la verdadera problemática de la sexualidad no es unir esta problemática a las altas cuestiones macroeconómicas, si no a los problemas de la situación cotidiana que se sufre día a día.
La Dirección para Promover la Igualdad  y Prevenir la  Discriminación en  Coahuila, (Primera Dirección de ese tipo y creo que única en México) ha puesto el dedo en la llaga convocando a una mesa de discusión,  que a todos nos atañen, porque  estos temas forman parte de la  actual realidad dramática de nuestro país y de nuestra gente.


lonxedaterra@hotmail.com