VENTANA ABIERTA

Centros culturales para colonias y barrios

Dentro de la convivencia en la ciudad  las colonias cumplen un papel muy específico: almacenar la fuerza productiva cuando deja de rendir al capital. En las colonias populares la vida cotidiana está organizada  dentro de los límites de una alienación y una despersonalización embrutecedoras. Y este desequilibrio no tiene nada de casual, al contrario, es impuesta por la violencia de una sociedad dividida en clases; es el resultado de la cotidianidad históricamente organizada de acuerdo con las necesidades de la historia de la explotación.

El abandono de estas zonas por parte de las instituciones se pone en evidencia en la miseria de las colonias proletarias. ¿Porqué no buscar alternativas progresistas organizando en ellas centros culturales, no como una remedio, sino como una plataforma capaz de criticar la realidad de los asentamientos humanos y transformarlos?  Esos centros culturales en las zonas marginadas y marginales de Torreón, deberían surgir animados por la estructura que las organizaciones políticas tienen y, que, en algunos casos, ya están medio organizados por afinidad (participación en campañas políticas con actividades internas de grupo, utilizando alguno  de los locales en donde se puedan aglutinar en torno a ese centro cultural el mayor número de vecinos posible, etcétera).  Esas estructuras organizativas que tienen los partidos políticos deberían ser utilizadas  para cumplir con las aspiraciones sociales que dicen ofrecer  y que, por medio del arte y la cultura, se conviertan en eficaces herramientas de transformación social. Hay otro factor importante a tener en cuenta en esta deshumanización y desorganización de la clase trabajadora: raramente coinciden cercanamente  el lugar de trabajo y el domicilio en la ciudad, por lo que la alternativa de trabajo y  otras actividades, es falsa.

No hay de otra: llegar con un proyecto de trabajo y actividades culturales incluyente que genere   discusiones con otras organizaciones, pláticas, conferencias, acciones solidarias con los migrantes que van hacia el norte, con los grupos que aspiran a mejores condiciones de vida, intensificar relaciones con las escuelas, etcétera. Estas tareas nos incumben a todos, pero,  particularmente  a quienes viven de los impuestos que pagamos los ciudadanos.

lonxedaterra@hotmail.com