VENTANA ABIERTA

Bob Dylan

La noticia de que el premio Nobel de Literatura 2016 fue para el cantautor estadounidense Bob Dylan dio la vuelta al mundo rápidamente el pasado 13 de octubre. Desde ese día, el músico de 75 años no hahecho alguna declaración pública sobre elreconocimiento que ganó por crear "nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense", según el fallo.

Dylan, en muchas ocasiones se negaba desde sus comienzos a hablar sobre sus canciones, “Ellas hablan por sí mismas”,  comentó en más de una ocasión. Cuando se publicó “Blowin in the wind” en 1962 con los cuestionamientos de,  ¿cuántos caminos debe recorrer un hombre para que se le trate como a un hombre? ¿Cuántas  millas debe de volar una paloma blanca para poder descansar sobre la arena?  ¿Cuánto tiempo seguirán silbando las balas de cañón antes de que sean prohibidas para siempre? Si la respuesta es vaga, las preguntas son claras y contundentes, la canción reúne los requerimientos de la poesía sincera que William Yeats delimita: “Debe poseer perfecciones que escapen al análisis, sutilezas que tengan un significado cotidiano y aparte de todo esto ser a un tiempo una canción leve que brota de un momento de ensoñadora indolencia o una gran canción ética producto de los sueños de un poeta y de cientos de generaciones cuyas manos nunca hayan abandonado la espada”

Si Dylan bebió de la fuente de sus antecesores como Woody Guthrie o Pete Seeger, él ha sido la fuente de inspiración de una canción social comprometida de aquellos que  desde la década de los sesentas hasta la fecha han acompañado a los inconformes, a los luchadores sociales. Con Joan Baez hizo una mancuerna impresionante acompañando al Dr. Martin Lutero King  a Washington en la marcha a favor los derechos civiles de los negros.  “We shall over come”,  se convirtió en un himno de lucha que cantamos  los jóvenes inconformes y contestatarios  de América y Europa contra la guerra y la discriminación

¿Seguirá Bob Dylan en contacto con la inquietante realidad de estos tiempos de globalización  o habrá sido digerido por ella?


lonxedaterra@hotmail.com