VENTANA ABIERTA

“Arte y violencia”

El viernes 27 de septiembre se celebró en nuestra ciudad la primera mesa redonda del Consejo Académico del Museo Arocena con el tema: Arte y Violencia en el marco de las exhibiciones temporales “Los desastres colaterales, Francisco de Goya / Demián Flores” y “Botero, Testimonios de la barbarie”.

De los ponentes, merecen especial mención las conferencias de Alejandra Cortés Guzmán, historiadora de arte, con el tema “Fuerte cosa es” Los desastres de Goya. Paradojas de modernidad; Adriana Gallegos Carrión, curadora del Museo Arocena, con la interesante exposición sobre “Museos memoriales: Entre la controversia y la memoria selectiva” y, Carlos Castañón Cuadros, historiador y politólogo, con el positivo argumento sobre “El arte como táctica en entornos de violencia. Tres casos en La Laguna”. Muchas felicidades a Rosario Ramos Salas, Directora del Museo Arocena, quién pudo aglutinar durante estos últimos años a un equipo de trabajo que ha construido, sin duda alguna, el mejor y más activo espacio cultural de la Comarca.

Estas actividades que ayudan a preservar el pensamiento sensible, que produce arte y cultura, son esenciales para la emancipación de los lastimados, desarrolla y hace más profunda su capacidad de saber, de discernimiento. Solo con ciudadanos que por todos los medios simbólicos y sensibles (palabras, imágenes y sonidos), tomen conciencia de la realidad en la que viven y de las maneras posibles de transformarla, surgirá un día, una democracia efectiva.

Tanto a nivel personal como social, los ciudadanos venimos tolerando la implantación gradual e imparable de un conjunto de mecanismos cotidianos de control, hasta llegar a un punto en que los umbrales de tolerancia al abuso e incluso a la vejación, así como las garantías existentes de diversos derechos constitucionalmente establecidos han descendido a niveles alarmantes.

El control y la seguridad, términos cada vez más presentes en nuestra cotidianidad, están transformando las dinámicas sociales respaldadas en la desconfianza que genera una cultura del recelo que se ejerce fundamentalmente en dos direcciones: el miedo a los otros y el miedo a uno mismo. Por ello, no basta con consumir cultura, es necesario producirla.

lonxedaterra@hotmail.com