Capitolio

Más votos, más 'pluris'

La sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Sala Regional Monterrey, sobre la asignación de diputados de representación proporcional en Coahuila, reconfiguró el Congreso al aumentar a cuatro el número de asientos para el PAN y conceder mayoría a las mujeres, quienes ocuparán trece de veinticinco curules, algo inédito en el país. Además, dejó sin diputados al PRD y a los partidos de la Revolución Coahuilense y Campesino Popular, aliados del PRI.El dictamen, emitido el 19 de septiembre, no modificará la relación de fuerzas en el próximo Congreso, pues los dieciséis diputados de mayoría del PRI, electos el 6 de julio pasado, representan el sesenta y cuatro por ciento. Con el voto de los partidos Primero Coahuila, Verde, Nueva Alianza y Social Demócrata, el peso del PRI subirá a ochenta por ciento, suficiente para reformar la Constitución. Sin embargo, con el doble de los diputados que ahora tiene (dos), el PAN podrá ejercer mayor presión en el caso de la deuda pública y otros temas.Unidad Democrática de Coahuila (UDC), tercera fuerza política en el estado, conservará el asiento que ahora tiene y podría formar un frente opositor con el PAN, lo cual les daría una quinta parte del Congreso. El PRI controla actualmente el ochenta y ocho por ciento del arco político legislativo junto con sus acólitos. De no haber sido por el TEPJF, la composición de la próxima Legislatura, que asumirá el 1 de enero de 2015 y terminará un mes después del gobierno de Rubén Moreira, en 2017, habría sido la misma. El PAN captó alrededor de ciento ochenta mil sufragios en las elecciones legislativas —equivalentes al veintitrés por ciento de la votación total—, pero el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) le asignó un solo asiento. Luego de que el Tribunal Electoral del Estado de Coahuila ratificó el acuerdo, el PAN y sus ex candidatos José Armando Pruneda, Yolanda Acuña y Lariza Montiel interpusieron un juicio de revisión ante el TEPJF, el cual les concedió la razón.En su proyecto de sentencia, el magistrado Yairsinio David García Ortiz advierte que el IEPC debió aplicar los límites de sub y sobre representación fijados en el artículo 116, fracción II, párrafo tercero de la Constitución, en vigor desde el 11 de febrero pasado. La regla deriva de la reforma político-electoral consensuada por el PRI, el PAN y el PRD con el gobierno federal en el Pacto por México. El Congreso aprobó también la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), la cual sustituyó al IFE por el Instituto Nacional Electoral (INE), entre otras razones para quitar el control de los comicios locales a los gobernadores. El artículo referido —precisó García Ortiz— “prevé un nuevo parámetro al que deberán ajustarse las legislaturas locales, con el objetivo de que la representación que ostente cada partido político corresponda en mayor medida a la votación que haya obtenido”. Por lo tanto, la Sala Monterrey del TEPJF juzgó inconstitucional la asignación de diputaciones de representación proporcional del IEPC y decidió modificarla. Al final, la votación del PAN (23.07 por ciento del total de sufragios) le dio derecho a cuatro curules y no a una, en apego a la Constitución federal. Las tres extras se tomaron del PRD y de los partidos locales de la Revolución Democrática y Campesino Popular. 


gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx